La salud pública en Medellín, en estado de emergencia

Escrito por  Nov 17, 2017

En la sesión plenaria, los concejales de la ciudad analizaron la situación financiera y operativa de los servicios de salud pública en Medellín. La concejal Aura Marleny Arcila Giraldo, del Partido Liberal, líder del debate, aseguró que el Sistema de Salud está concentrado en curar y no en prevenir las enfermedades, hecho que da cuenta de su grave estado de iliquidez y la necesidad de tomar decisiones inmediatas.

La corporada Arcila Giraldo aseguró que el Sistema de Salud tiene un problema estructural que requiere no solo de inyección de capital sino de la optimización de los costos, además de reingeniería administrativa y operativa para disminuir el impacto negativo que tal problemática ha ocasionado a los medellinenses. Aseguró también que el municipio de Medellín debería presupuestar entre 600.000 y 700.000 millones de pesos, solo para cubrir los déficits del funcionamiento del Sistema de Salud. 

Hizo énfasis en los aspectos que causaron, según la corporada, un fracaso financiero. Se refirió a los malos cálculos de informalidad hechos en la Ley 100 de 1993 con un 80 por ciento de formalidad laboral y régimen subsidiado, así como una preparación para las prestaciones del régimen subsidiado y contributivo, pero que tiene los valores de las UPS inferiores al valor promedio que recibe una Eps del régimen contributivo.

También mencionó la ampliación de los derechos de los ciudadanos con buenas condiciones de salud, mientras que disminuye la afiliación de usuarios al régimen subsidiado en la ciudad. Asimismo, el perfil epidemiológico de éste último régimen, pasó de enfermedades infecciosas de bajo costo de atención a las asociadas a malos hábitos como tabaquismo, ingesta de alcohol, malas dietas, estrés y sedentarismo. 

Para concluir, la concejal planteó tres alternativas para aliviar la situación del Sistema de Salud: liquidar a Savia Salud Eps con base en el Decreto 780 de 2016, capitalizar la empresa o hacer la declaratoria de emergencia sanitaria en salud, que permita arbitrar recursos propios, y gestionar los nacionales para lograr aumento de transferencias al sector salud.

Por su parte el concejal Ramón Emilio Acevedo Cardona Acevedo, del Partido de la U, segunda bancada citante, expresó que la salud dejó de ser un derecho para convertirse en un negocio rentable. Afirmó que la figura de intermediarios ha dado cabida al manejo ilegal de los recursos desde los sectores públicos y privados.

Indicó que la crisis de la salud no depende exclusivamente del modelo aplicado,  la corresponsabilidad es un tema de cultura ciudadana, puesto que las personas no están formadas para cuidar sus condiciones de vida y prevenir posibles enfermedades.

El corporado manifestó que es el conjunto conformado por  el sujeto, la familia, la comunidad y el Estado el que debe contribuir con el mejoramiento del Sistema de Salud, que a su vez evite materializar el latente riesgo del cierre de hospitales en Medellín y Antioquia.

En su intervención, los concejales participantes del debate exigieron presentar un informe de la contribución real y efectiva de Comfama como socio de Savia Salud Eps. De igual forma, combinar acciones locales que disminuyan los índices de enfermedad mediante programas eficientes de prevención, ofrecer mayor cobertura de los servicios y crear alianzas con actores estratégicos de la sociedad.

La secretaria de Salud, Claudia Arenas Pajón, hizo un recorrido  por los antecedentes históricos del régimen subsidiado, el comportamiento de aseguramiento en Medellín, la proyección de los afiliados en Savia Salud Eps hasta el año 2021, además entregó el análisis del perfil demográfico y epidemiológico de los usuarios del régimen subsidiado.

Señaló que para mejorar los indicadores de la calidad de vida de la población más vulnerable se requieren acciones focalizadas y articuladas entre las diferentes áreas de la Administración Municipal, implementar el Modelo Integral de Atención en Salud  y afinar el Plan de Intervenciones Colectivas según las necesidades específicas del territorio.

Acto seguido, el gerente de Metrosalud, Leopoldo Giraldo Velásquez, se pronunció frente a los avances del Plan de Mejoramiento Financiero de la institución, las estrategias de cobro de la cartera, la situación operativa de cada una de las unidades y la evolución del déficit operacional en los últimos cinco años.

En relación a este último aspecto dijo que la operación ha sido negativa pero con una tendencia positiva, la población usuaria ha disminuido y la oferta de servicios ha crecido. Señaló que para el funcionamiento en 2018 se requiere de un presupuesto de gastos de $260 mil millones, sin embargo, soportado en el recaudo real en la venta de servicios solo puede apropiarse inicialmente de $238 mil millones. 

De igual forma, el gerente de Savia Salud Eps, Juan David Arteaga Flórez, indicó que teniendo en cuenta la situación actual, la proyección de los próximos años y de no realizarse una capitalización, Savia Salud Eps no tendrá viabilidad financiera que le permita pagar los excedentes del costo en relación con el ingreso, hasta ahora solo se puede reconocer el costo hasta el límite de los ingresos mensuales liquidados por los afiliados.

Es necesario, entre otras alternativas de solución al déficit financiero, el incremento de la Unidad de Pago por Capitación acorde a las necesidades de salud del país, que los servicios no incluidos en el Plan de Beneficios sean asumidos por el Gobierno Nacional y no por los Entes Territoriales, expedir un Manual Único Tarifario y analizar el incremento de la capitalización vía recursos extraordinarios de EPM o superávit de los años 2018 y 2019.

 

.: Publicidad :.

Facebook