Caminando por la carrera Girardot no muy lejos de La Playa nos encontramos el Parque del Periodista, uno de esos sitios que genera sentimientos encontrados, controversia y tabú, ya que es en sí mismo una zona de tolerancia, donde se gesta la reunión de masivos géneros, y no existe discriminación de grupos étnicos, sexuales, musicales o edad, donde no importa si usas corbata o unos zapatos rotos, en donde ni la hora ni el clima se oponen a sentarse en una de sus bancas a pasar el rato, animarse a tomar un tinto en el Guanábano o hasta en la acera a la vista de los murales del Donchi y Anselmo a compartir con algún amigo o desconocido del lugar con ese sabor propio.

Hasta aquí llegué a ponerme a gusto, entre los punks y los raperos, entre ese constante y diverso sonido saliendo de bares, parlantes, y tambores, porque aquí también se hace música y de todos los gustos y decidí indagar en la vida de uno de todos estos visitantes y tuve la oportunidad de hacerle unas preguntas en torno a toda esta masiva de diversas melodías que generan la armonía de este parque a Carlos Moya que andaba por ahí parchado con su guitarra.

DAMN Hola MOYA ¿cómo te va?

MOYA “Aquí en el periodista llegando después de una jornada bien musical, bien desde mis procesos internos desde que puedo disponer con mi tiempo, pero para nadie es secreto lo difícil que es ser artista en esta sociedad y en este contexto, es muy difícil, igual hay momentos duros, momentos bajos, pero siempre valdrá la pena, los que ya decidimos este camino yo creo que aquí nos quedamos.”

DAMN ¿Cómo te desempeñas?, ¿cuál es tu género?

MOYA Bueno yo soy profesor de música y vengo de familia tanguera, mi papá es cantante de tango, me dedico al tango, al bolero, al folclor latinoamericano, al son cubano, a la música tradicional colombiana y más que todo como a lo latino específicamente, la música popular.

DAMN ¿De la lucha como Músico que me puedes compartir?

MOYA Creo que ningún género lucha con ninguno, creo que igual se ha configurado esta sociedad con muchos géneros populares que son expresiones pero que también están permeados de un ambiente musical muy degradado, por ejemplo la mercantilización del arte, entonces cada vez el arte es más masivo, esta producido para las masas y con menos calidad y con menos duración, es decir hay artistas que duran medio año y ya nadie más los vuelve a conocer en cambio los artistas de la música cuando se hacía con el corazón sin pensar en lo económico era otra cosa, eran artistas que perduran y que podemos seguir hablando de ellos, hablamos de gente como Héctor Lavoe o uno de tantos grandes que seguirán siendo los grandes entre los grandes, así pasen los tiempos y difícilmente ahora vuelve a salir uno igual.

DAMN ¿Cómo ves todas estas tribus que se parchan en el parque del periodista y su historia?

2 DSC01117MOYA “Bueno a mí me parece que esto nació en la medida en la que el Parque del Periodista ha sido una zona de tolerancia histórica para fumar marihuana y hay una gran tendencia entre los artistas a disfrutar de los espacios con otra armonía con otra energía y aunque esto queda en pleno centro y está muy congestionado, creo que eso ha sido una de las razones por las cuales se llega aquí, y todos los artistas llegamos después de las presentaciones, sea cual sea el género, entonces aquí nos reunimos folcloristas, tangueros, punkeros, metaleros y todos convivimos y compartimos el resto de la noche después de haber hecho nuestros quehaceres artísticos, entonces creo que por eso el periodista ha sido un espacio de encuentro y de tantos géneros diversos, creo que eso en cierta medida nos ha separado, tantos géneros musicales tiende a dividirnos , me parece que hay una estrategia detrás de las tribus urbanas como en el afán de dividir y de generar también disputas innecesarias entre nosotros; por ejemplo: que si eres punkero entonces no puedes hablar con los skinhead y si eres rockero o metalero pues cómo vas a oír salsa o cumbia o cómo vas a cantar folklor entonces se han generado un montón de tribus urbanas donde también se han hecho muchas fronteras y a la vez también han generado mucha división, entonces acá en el periodista pues creo que se ha tratado de romper esa situación, de una u otra manera de la forma en que compartimos y convivimos muchas personas”

DAMN ¿Para dónde va todo esto?

MOYA Hace rato a Antioquia, especialmente Medellín, predomina el hecho de que lo lleve la corriente, digo se los lleve porque yo personalmente estudio la música desde lo raizal y he conocido el folklor de nuestra región, el bambuco, la guabina, el pasillo y todas esas cosas que han hecho históricamente la identidad antioqueña; hoy día Antioquia no tiene una identidad, lo que tiene es una tribu urbana en cada casa donde oyen un género diferente y por ende hay un montón de división. Yo siento que la cosa va mal, a los artistas por un lado se les están cerrando cada vez más las puertas y las oportunidades por el mercado musical que es muy tendencioso obliga a que todo el mundo esté de la mano del pop o de la música electrónica y el reggaetón para que se vendan las cosas, entonces esto va muy grave en la medida en que los artistas no tenemos garantías, no tenemos ningunas preferencias desde el estado, por ser patrimonio inmaterial de la nación , si no tenemos ni un seguro de desempleo ni nada, entonces cuando el artista triunfa en medio de la miseria en medio de la marginalidad, sí sale el Estado a llenarse la boca diciendo que es un digno representante de la nación, lo mismo que pasa como con los deportistas que no tienen apoyo pero cuando se ganan la medalla sí sale el presidente a tomarse la foto, esto va muy mal.

--

Bueno esta es la opinión de uno de los visitantes de este parche, que entre sonidos y mezcladas formas de vivir de nuestra cultura, piensa y aporta sus ideas en los caminos de la música que vive día a día.

Por Verónica Vergara González DAMN NORMA

Gabriel Pacheco, coordinador de la Escuela del Ballet Folklórico de Antioquia, nos contó parte de la historia de esta entidad cultural: “El Ballet Folklórico de Antioquia es una corporación sin ánimo de lucro. Se construyó con la idea, precisamente, de profesionalizar la danza en la ciudad. Su fundador, Albeiro Roldán Penagos, siempre fue un visionario de que Antioquia merecía tener una institución donde la danza tuviera su lugar, que no solamente fuera un espacio para divertirse, sino que se diera de una manera profesional. Desde esa mirada, ha tenido muchísimos cambios desde 1990, año en que se empezó con esa idea. En el año 91 se hizo la primera función. Estamos en esta sede, en el barrio Prado, desde ese año. Antes estuvimos en otras partes de Medellín, como gimnasios que nos prestaban para practicar. Ahora sentimos, en este lugar, que tenemos una corresponsabilidad muy grande con la comunidad, pues nosotros ofrecemos, por medio del arte, también un poco de transformación social”.

Sus calidades artísticas los han hecho merecedores de importantes premios: Medalla de Oro Olimpiadas Mundiales de Folclor Estilizado, en Dijon, Francia. Primer puesto en el Festival Castillo de Gorizia, Italia, y algunos galardones del gobierno de Colombia que le dan el carácter de Patrimonio Cultural de la Nación.

Representaron a Colombia en los Juegos Olímpicos de Beijing 2008 y en la celebración de los 100 años de relaciones bilaterales entre Colombia y Japón. En 2012 recibieron ovación, de pie, de más de 40.000 espectadores en los Estados Unidos durante 54 días y 29 ciudades recorridas.

Su grupo musical Tierradentro cumple 10 años de trayectoria, donde sus músicos se han dedicado a investigar y a tocar música afrocolombiana, la cual han llevado a más de 15 países de Europa, Asia y América. En 2014 ganaron el Premio Internacional Cubadisco.

05.png2.jpg4.jpg6.jpg1.jpg

“Nosotros tenemos proyectos también con la Alcaldía de Medellín, estamos en la red de danza de Medellín, fuimos los creadores de este proyecto, muy bonito porque precisamente llega a las comunidades más vulnerables, en este momento estamos en el barrio Popular, en barrio Antioquia, en Manzanillo y en la Loma. Son los cuatro lugares que nosotros tenemos. Otras instituciones como la Universidad de Antioquia, el Balcón de los Artistas, Matices, entre otras, las cuales en este momento luchamos juntos porque la danza continúe transformando esos seres y ayude a que nosotros acá en esta comunidad, en Medellín, tengamos una mirada y que nuestros jóvenes y niños sean los que apunten también a eso. Ese proyecto está enfocado a niños desde los 7 años a los 18, el programa ha tenido muchísima demanda”, nos contó Gabriel.

La Escuela de Danza cuenta con una formación integral dirigida a niños, jóvenes y adultos; ofreciéndoles a la ciudad de Medellín personas aportantes a la sociedad como el trabajo en equipo, valorarse a ellos mismos y a los otros, a través de los diferentes cursos y metodología ofrecida en clase.

Por Diego Alejandro Restrepo Urquijo

Fotos: Cortesía de Ballet Folklórico

En la Plenaria que se desarrolló el pasado miércoles 19 de julio en las instalaciones del Paraninfo de la Universidad de Antioquia, se dio la oportunidad para la participación de distintos actores involucrados en la creación, exhibición y circulación de la música en Medellín.

Nos cuenta Bárbara Galeano Zuluaga Coordinadora De Proyectos Especiales de la Universidad de Antioquia de Extensión Cultural, que: “esta iniciativa de Escena M es un proyecto muy bonito que nace del Museo de Antioquia con su proyecto patio sonoro”. Esta es una idea que crea un escenario de encuentro entre diversos actores de la escena musical local para contribuir a su fortalecimiento y proyección, involucrando a todos los agentes que hacen parte de ella: músicos, productores, gestores, medios de comunicación y público. “En todos estos años que Patio Sonoro lleva trabajando el tema de la música y de la escena musical en Medellín, de pronto dicen, bueno no sigamos trabajando solos, integremos a otras instituciones que están relacionadas con el asunto de la escena musical en Medellín en un evento académico”. Esto dio lugar a pensar en actividades más allá de los conciertos que es a lo que se acude regularmente. Con actividades de exhibición y activación musical. Esto, aporta a la visibilización de experiencias significativas de creación y gestión, y realiza acciones formativas y pedagógicas que facilitan  la creación colectiva,  la gestión y el fortalecimiento de la música local.

Asegura Bárbara Galeano que: “la Universidad de Antioquia estaría encargada de la programación artística, el caso de las casas de cultura que también son otro aliado de este evento la programación cultural,  por otro lada Patio sonoro  y El suiche con esa búsqueda de nuevas agrupaciones en Medellín”.

Con estas alianzas lo que se busca es impulsar toda la fuerza musical que hay en la ciudad, por esto, surge esa iniciativa de pensar la música desde otro lugar involucrando a todos los actores que están en toda la cadena musical.

Afirma Bárbara “Están incluidos los músicos, los productores, la gente que trabaja en comunicaciones, los medios de comunicación que están especializados en música, los gestores culturales, las personas encargadas de la parte gráfica, los managers. La idea es articular todos los sectores de la cadena”. Esto es lo que comunica la coordinadora de proyectos especiales.

Todo esto busca desde la iniciativa de Patio Sonoro, además, crear estrategias comunicativas y de difusión de estas músicas, a través de plataformas multimediales y, finalmente, aporta a la reflexión sobre el papel de la música local en relación con el postconflicto, la construcción de memoria y la paz en los territorios.

Este proyecto tiene cuatro componentes:

1- Creación de alianzas y acción colectiva

2- Pedagógico

3- Comunicación y difusión musical

4- Exhibición de propuestas musicales.

“Es muy importante que toda la gente de su área que esté involucrada alimente el proyecto desde su manera de percibir la escena musical en Medellín. De esta plenaria podemos generar otras iniciativas para consolidar la escena musical en la ciudad y se pueda trabajar de una manera más colectiva.” Asevera la coordinadora

La propuesta no está enmarcada en géneros musicales específicos, ni transita dentro de categorías inmóviles que se mantienen distanciadas entre sí. El programa se abre a diferentes estéticas y búsquedas que cada artista plasme y posea.

Manifiesta Bárbara Galeano “De esta manera se busca que todos podamos hacer cosas positivas y de esta manera tratar de realzar todas las bandas, no únicamente las bandas tradicionales, sino también las bandas que están surgiendo y que necesitan apoyo”.

En esta plenaria se unió gente de la gestión, producción, de la circulación con la idea no solo de traer bandas del exterior también analizando posibilidades de circulación internacional para las bandas locales.

“La idea es que a partir de esta plenaria se pueda plantear qué se debe seguir haciendo con toda la gente que participa con el tema de la música en Medellín. Pensar en necesidades, debilidades, oportunidades e inquietudes articulado todo desde las instituciones.” Concluye la coordinadora de proyectos especiales.

(Foto de protada tomada de medellin.gov.co)

concierto feria opDesde el 28 de julio se da inicio a la esperada Feria de las Flores, en su versión número 60. Esta fiesta es por excelencia la representación no solo de Medellín sino de la antioqueñidad, en los valores positivos que ello refiere.

Este año se esperan más de 26 mil visitantes a la feria, tanto nacionales como internacionales, permitiendo una vez más ser la ventana por la cual se acerca la ciudad al mundo exterior.

>>VER LA PROGRAMACIÓN<<

Entre su programación, el principal atractivo para este año es la conmemoración del aniversario número 60 de una tradición tan noble y llena de belleza como es la elaboración y exhibición de las silletas de flores. Ya son seis décadas de un ritual que enaltece a este pueblo y que empezó por primera vez con una veintena de expositores que partieron desde la Plaza de Cisneros para hacer un recorrido por el centro de la ciudad. 

Existen dos versiones con respecto al origen de la tradición silletera, dos historias que coinciden en el mismo protagonista: su primer administrador, el señor Efraín Botero. La primera indica que todo comenzó con una protesta que hicieron los campesinos luego de llegar a la plaza y encontrar que les iban a cobrar por usar los puestos de venta; la segunda, que simplemente don Efraín se maravilló al ver el arribo de varios silleteros en horas de la madrugada. En ambos casos se dice que mientras don Efraín miraba por la ventana de su oficina, consideró que era un evento digno de ser admirado por miles de personas.

Más información en http://feriadelasfloresmedellin.gov.co

Con bombos y platillos se realizó la celebración de los 20 años de La Red de Escuelas de Música de Medellín.

Esta se realizó el 11 de diciembre en el Parque de los Deseos en el Festival Música Viva. Allí, 1.450 niños, niñas y jóvenes de las 27 Escuelas de la Red, le regalaron a la ciudad 12 horas continuas de conciertos. La celebración de estas dos décadas de labores cerró con broche de oro en el Concierto de 20 Años, en el Teatro Universidad de Medellín, al que asistieron 1.800 personas, una fiesta llena de arte, cultura y alegría.

 

Durante estos 20 años se han formado en la Red cerca de 20 mil niños, niñas y jóvenes.

¡Felicitaciones!

red_de_escuelas_2.jpgred_de_escuelas_1.jpgred_de_escuelas_3.jpgred_de_escuelas_4.jpgred_de_escuelas_6.jpgred_de_escuelas_5.jpg

El objetivo de estos premios es reconocer y estimular la labor desarrollada por hombres y mujeres que han dedicado su vida y que han contribuido significativamente al enriquecimiento del patrimonio artístico y cultural, a la construcción de conocimiento, la formación, el diálogo de saberes y al fortalecimiento de los procesos de gestión del arte y la cultura en el campo de las prácticas artísticas y culturales, de la ciudad de Medellín.

Estos premios fueron otorgados a personas naturales, nacidas en Medellín, residentes o no en la ciudad, con mínimo cincuenta y cinco (55) años de edad -cumplidos a la fecha de apertura de la presente convocatoria-, que cuenten con un quehacer artístico y cultural de excelencia igual o superior a veinticinco (25) años, en las áreas de música, danza, literatura, artes visuales, artes audiovisuales, teatro y actividades asociadas.

También a personas naturales, de nacionalidad colombiana, con mínimo cincuenta y cinco (55) años de edad -cumplidos a la fecha de apertura de la presente convocatoria-, que cuenten con un quehacer artístico y cultural de excelencia igual o superior a veinticinco (25) años, que refleje el impacto del mismo en el sector del arte y la cultura en la ciudad de Medellín y en las áreas de música, danza, literatura, artes visuales, artes audiovisuales, teatro y actividades asociadas.

En caso de participantes que no hayan nacido en la ciudad de Medellín, deberían probar que su trayectoria e impacto ha sido desarrollado en la ciudad de Medellín, como mínimo 10 años de la misma.

La fecha de apertura fue Miércoles 2 de Noviembre de 2016 y su fecha de cierre fue el Martes 15 de Noviembre de 2016.

La entrega de resultados se realizó el Jueves 1 de Diciembre de 2016 y posterior a esta el miércoles 14 de diciembre en la Pascasia, la Secretaría de Cultura Ciudadana reconoció la labor de los ganadores de los Premios Vida y Obra 2016 y exaltó su compromiso en la construcción del sector cultural y artístico de Medellín. Los galardonados son Elkin Obregón Sanín, licenciado en filosofía y letras, pintor, dibujante, diseñador, cuentista y ensayista. La gestora cultural Martha Elena Bravo, y el director y actor de teatro, cine y televisión, Cristóbal Peláez.

Como cada Navidad, El Tesoro y Soñar Despierto se unen para hacer un llamado de solidaridad, una invitación a abrir el corazón para sorprender a un pequeño que no conocemos y ser su ‘Niño Dios’.  Este 2016 la meta es cumplir los deseos de 1.500 niños.

Raquel Yepes Vélez, jefe Comunicaciones expresó que:  “Los pequeños beneficiados hacen parte de más de 20 instituciones que trabajan por la infancia en los sectores más vulnerables, no solo en la Ciudad y el Departamento, también en las regiones más apartadas del país como Chocó y Putumayo. Algunas de las instituciones beneficiadas son: Gente Unida, Funati, Jardín de Amor, Arenys de Mar, Fundación Madrid, Patronato y Hogar San José”.

Las cartas estarán exhibidas en el 2º piso de El Tesoro hasta el 12 de diciembre, fecha de cierre para el apadrinamiento de cartas y entrega de regalos

Fotos tomadas de El Tesoro, centro comercial.

El_tesoro_5.jpgEl_tesoro_4.jpgEl_tesoro_2.jpgEl_tesoro_3.jpg

Por Carlos E. López Castro

Después de una interrupción de la retreta, por parte de la Banda Sinfónica de la Universidad de Antioquia, que no volvía desde el año 2010, se reanudó desde el 6 de noviembre de 2016. El domingo 11 de diciembre visité el Parque de Bolívar para colaborar en un documental sobre este sitio.

DATOS HISTÓRICOS

Recordando la historia, se dice que en el Parque de Bolívar, la primera presentación de una Banda Departamental se realizó en 1892 en la inauguración del Parque. Pero, en el mes de marzo de 1906, se llevó a cabo la fiesta de inauguración del quiosco  para las retretas, construido en el Parque de Bolívar por la Sociedad de Mejoras Públicas, que costó 20 mil pesos. “El evento contó con un variado y ameno programa para adultos y en especial para niños. Además, con la construcción de dicho quiosco era de suponer que la afluencia de público aumentaría y que la permanencia de personas hasta tarde en la noche sería factible. Esto motivó el esfuerzo por conseguir bancas y de mejorar la iluminación del parque”, así lo escribió Rodrigo García Estrada, en el año 1999, para uno de los capítulos sobre La Sociedad de Mejoras Públicas y el Urbanismo.

EL DOMINGO 11 DE DICIEMBRE

Desde las 8:30 de la mañana, empleados de la Alcaldía disponían la carpa donde estarían los músicos. A las 10, ya los integrantes de la “Joven Sinfónica de Colombia” afinaba instrumentos y algunas sillas estaban ocupadas por espectadores.

Antes de las once que terminó la misa en la Catedral Metropolitana, las sillas no alcanzaron. Con una gran multitud se inició el concierto con la clásica “Pequeña serenata nocturna”, de Mozart, (durante la música con armonía perfecta de los intérpretes, uno de los espectadores, adulto mayor, entre suspiros y sonrisas, repetía ¡qué belleza!, otro de la misma edad seguía el ritmo con sus dedos en sus muletas). El concierto terminó con un “¡otra… otra…!” del  público que su director respondió de nuestra música colombiana, “La piragua”.

Los músicos se pararon sonrientes, entre ellos, varias hermosas mujeres violinistas irradiaban estrellitas con sus miradas y sonrisas. Muchos asistentes se pararon para aplaudir con alegría durante varios minutos. “Es el mejor público que hemos tenido, gracias”, dijo el director. Luego, se escucharon frases del público: un “Viva Colombia”. “Gracias, maestro por alimentar nuestros espíritus”. “Felicitaciones jóvenes, qué belleza”. “El próximo domingo volvemos…”, terminó gritando el director de la “Joven Sinfónica de Colombia”.

Retreta-Parque-de-Bolivar-2.JPGRetreta-Parque-de-Bolivar-4.JPGRetreta-Parque-de-Bolivar-3.JPGRetreta-Parque-de-Bolivar.JPGRetreta-Parque-de-Bolivar-1.JPGRetreta-Parque-de-Bolivar-5.JPG