El lote donde fue construido el Palacio Egipcio fue comprado en septiembre de 1928 por Fernando Estrada. Esto se convirtió en uno de los ejemplos curiosos y sorprendentes en la arquitectura de Medellín, la denominada Casa Egipcia. Para entender las razones que llevaron a su construcción, hay que recordar que desde finales del siglo XVIII era la fuente de inspiración estética que desde el Renacimiento había enriquecido el arte y la arquitectura.

Este bello palacio fue construido por el arquitecto Nel Rodríguez. Durante 40 años fue habitado por la familia Estrada. Fue llamado Ineni que significa princesa hereditaria de noble familia.

directorAlberto Araque Montoya, director de la Fundación Visión Planeta Azul y propietario actual del Palacio Egipcio, expresó: “A través de la fundación promovemos el desarrollo integral del ser humano como sustento del desarrollo social, la sostenibilidad ambiental y una economía ética. En otras palabras, si yo no me amo a mi mismo, no puedo amar al otro y no puedo aportar al desarrollo social. El Ser es el que domina la parte social y ética. Este trabajo lo desarrollamos a través de la metodología aprender haciendo y el programa Comunidades Productivas y en convivencia. Desde el Palacio Egipcio esta es la propuesta que se tiene, a través de un programa que se llama Prado Distrito Cultural, el cual se está promoviendo junto a otras organizaciones culturales del sector.”

Las hermosas columnas del Palacio representan papiros sin abrir y flores de loto, símbolo egipcio del sol, la creación y el renacimiento.

“El acuerdo 048 de 2014 que es el Plan de Ordenamiento Territorial –POT-, definió a Prado como Patrimonio Cultural de la ciudad. Lo que nosotros pretendemos es que eso sea letra viva, darle vida a ese patrimonio y una forma de hacerlo es que los doscientos sesenta y seis bienes de interés cultural que fueron declarados dentro de ese acuerdo, tenga un uso que realmente le aporte a la cultura. A esa medida el patrimonio se valoriza, siempre y cuando se le dé un uso correcto.”, terminó diciendo Araque.

A pesar de los años de abandono el Palacio Egipcio se resiste a desaparecer, su propietario tiene toda la intención de seguir trabajando en Prado y conservar este inmueble de interés cultural.

En la actualidad se estudia la manera de recuperarlo para la cultura de la ciudad. La intención es que haga parte de este Distrito Cultural que pretenden las organizaciones que trabajan en el Barrio Prado.

Por Diego Alejandro Restrepo Urquijo

Palacio-egipcio-Medellín-2.jpgPalacio-Egipcio-salon-principal-vista-posterior-medellin-fotos-de-medellin.jpgPalacio-egipcio-Medellín.jpg

Un día despues de su robo, fue recuperado el busto de Atanasio Girardot, realizado por Francisco Antonio Cano, y que estaba ubicado entre la iglesia de la Veracruz y la Casa del Encuentro del Museo de Antioquia, en el centro de Medellín. 

Esta fue la nota que publicó en alerta el Museo de Antioquia y que fue abiertamente replicado por todos los medios...

3"La escultura hace parte del inventario de arte público de la ciudad y Bien de Interés Cultural de la Nación, y es obra de uno de los más importantes maestros del arte antioqueño. 

En este momento, la Policía, el equipo del Museo de Antioquia en cabeza de su directora, María del Rosario Escobar, y la Alcaldía de Medellín revisan lo ocurrido y generan las alertas y acciones necesarias.

Pedimos el apoyo de todos para divulgar estas imágenes e impedir su venta o fundición. -Ampliaremos información-

Autor: Francisco Antonio Cano

Titulo: Monumento Atanasio Girardot

Fecha: 1910

Dimensiones: 3.30 x  2.04 metros (base y busto)"

 

Quedaremos pendientes de la reubicación de la escultura y que éste y otros monumentos artísticos, históricos y culturales sigan engalanando el patrimonio cultural de la ciudad y la Comuna10 La Candelaria.

Fotos: Museo de Antioquia

El eslogan de este proyecto es Prado Vive. Es un proyecto de la agencia para Gestión de las alianzas público privadas, el paisaje y el patrimonio de Medellín, en alianza con la Fundación Patrimonio para el Desarrollo. Además, recuperación del barrio Prado como un sector importante del centro tradicional de la ciudad.

op IMG 0427 1Monica Pabón Carvajal, directora de la Fundación Patrimonio para el Desarrollo, empresa privada sin ánimo de lucro que trabaja por el patrimonio material e inmaterial del país, nos dice: “Este proyecto tiene tres componentes. Un componente técnico que es evaluar cuáles son los proyectos arquitectónicos y urbanísticos que serían exitosos para generar la transformación del barrio Prado. Un sector que de verdad traiga  otras dinámicas relacionadas con el arte, la cultura, el turismo cultural, la vivienda y el comercio de calidad a pequeña escala, para que no se vuelva una cosa desmedida, sino que se generen unas dinámicas económicas a partir del patrimonio. Otro componente es el  social, ese proyecto se esta haciendo de una manera colaborativa con la comunidad, lideres, empresas, colectivos culturales, habitantes del barrio Prado, que están interesados en el desarrollo del barrio con los cuales se están desarrollando los talleres y unas mesas de trabajo para determinar cuales son esos proyectos deseables y necesarios para el barrio. Además un componente comunicacional que es visibilizar el barrio Prado para la ciudad. Debido a que hay muchas personas en Medellín que no conocen qué es el barrio Prado. Nunca han venido y que ni siquiera saben que existe”.

Con estos eventos de ciudad, la idea es poder traer público de diferentes sectores de Medellín a que conozcan el barrio. A que se apropien de él.

Para esto, se diseñaron tres eventos que están relacionados con diferentes públicos que son de interés para el barrio.

Ya se desarrolló un primer evento el cual fue el pasado 20 de mayo que estaba dedicado a los niños y las familias. Se tuvo la oportunidad de disfrutar de un concierto de niños para niños, donde se invitaron coros infantiles de diferentes sitios de la ciudad. Paralelamente se desarrollaron juegos tradicionales en la calle. La idea de esto era que los adultos les mostraran a los niños cómo se divertían en su infancia. El evento fue muy exitoso ya que llegaron al lugar más de 700 personas de las cuales muchas no conocían el barrio.

“Este segundo evento es para un público más joven y adulto el cual se desarrollará el sábado 12 de agosto, de 4 de la tarde a 11 de la noche. Está relacionado con todas las manifestaciones artísticas que nos podamos encontrar, con el número mayor posible. Vamos a cerrar la carrera palacé entre las calles 62 y 64 en las cuales se tendrán dos grandes eventos.  Uno es la calle al aire libre donde encontraremos performance de estudiantes de arte de diferentes facultades de universidades de la ciudad”, expresó la directora de la Fundación.

“Vamos a tener una pasarela, que albergará marcas que encontramos en Prado como Adrissa y Fernando Calle. Pero también tendremos estudiantes de diseño de vestuario y moda, de universidades como La Colegiatura, el Salazar y Herrera  y Esditec. Se desarrollará una feria artesanal de la Secretaría de Desarrollo Económico, con los artesanos que tienen una calificación dada por el Ministerio de Cultura, los cuales estarán acompañados de carros de alimentos ya que nos interesa buscar inversionistas de otro tipo y decirles que en Prado también hay público para sus negocios”, comenta Mónica.

Al interior de la casa nos vamos a encontrar con diferentes manifestaciones artísticas como lo son la exposición de cortometrajes, video arte, pinturas y dibujos. Podremos difrutar de una muestra más urbana con tatuajes, recuperación de bicicletas, pintura del cuerpo, conferencia de jazz y video mapping.

Todo esta dado para disfrutar de una gran noche llena de cultura y arte, donde se da la posibilidad de lazos y encuentros.

Por Diego Alejandro Restrepo Urquijo

op-IMG_0408_1.jpgop-IMG_0418_1.jpgop-IMG_0417_1.jpgop-IMG_0411_1.jpg

 

Antiguamente llamada Plaza Mayor, lo que hoy conocemos como Parque de Berrio, fue el primer escenario para la conformación del barrio La Candelaria, con su iglesia del mismo nombre, punto del corazón del centro de Medellín. Una plaza donde transcurrieron los principales acontecimientos en su ámbito religioso con su iglesia y sus fiestas. En lo social con el encuentro cotidiano y con la plaza de mercado que se realizaba allí. En cuanto a lo político con la Casa del Cabildo, los discursos y manifestaciones de sus protagonistas. Y con respecto a lo económico desde sus edificios y comercio que vendían productos importados o mostraban la villa como centro de una Antioquia minera y luego como la ciudad de la industria textil.

Ese amalgama del ser humano rodeado de sus edificios, en diferentes épocas de construcciones arquitectónicas, hacen de esta Plaza el sitio donde nace el primer barrio con mayor importancia histórica, desde antes de ser fundada Medellín en 1675. Dos carreras y dos calles, son las venas de un barrio y al mismo tiempo del corazón de la ciudad que emana vida a los demás barrios, hacia Antioquia y hacia el mundo.

Su historia principia desde 1649 cuando se inicia la construcción de la iglesia, año en que eran pocos los habitantes concentrados en el sitio de Aná a orillas de la quebrada del mismo nombre, hoy quebrada Santa Elena.

Luego de fundada la Villa, en 1675, desde la Casa del Cabildo (en el costado occidental) se decide un desplazamiento desde los predios de la Plaza a indios y libres para darle jerarquía a la Plaza Mayor, donde se instalan algunos españoles comerciantes y algunos criollos.

op P. DE BERRÍO 1 1Su iglesia fue reedificada en 1712 y luego se demolió en 1767.

En el libro “Carnero de Medellín”, José Antonio Benítez “El cojo”, escribe sobre la fiesta de reinauguración de iglesia La Candelaria realizada en el año 1776:

(…) “no ha habido, ni habrá fiestas más asombrosas así en lo perteneciente a iglesia como de plaza; porque las Marchas, juegos y iluminaciones en el día de los mártires, Víspera y Día de la Virgen, y el de la octava fueron muy lucidos; lo mismo que las danzas que ensayó y enseñó el maestro Don Juan José de Saldarriaga, (…) los muchos toros que se sacaron a la Plaza en los Días del Octavario, pues hubo días de doce toros; y comedias desde el día del Dulce nombre de Jesús (…), y los Banquetes de Bodas muy espléndidos de modo que este vecindario de Medellín echó la mayor ostentación, con grandísima generosidad en las fiestas que celebró a su patrona…”

El mercado público se inició en la Plaza Mayor en 1774 y se terminó en 1891 cuando se inaugura la primera plaza cubierta llamada Plaza de Flórez.

La primera fuente de agua existió en la Plaza Mayor con la instalación de la pila pública construida en ladrillo en el año 1788 y en 1851 se cambia por una de bronce.

En 1856, se decreta empedrar la Plaza Mayor y se prohíbe tener animales allí. El cambio de Plaza a Parque de Berrío se realizó entre los años 1892 y 1893, inaugurándose el 20 de junio de 1895.

Entre finales del siglo XIX y principios del XX, muchos comerciantes ricos, de municipios antioqueños, llegan al Parque de Berrío e instalan sus negocios gracias a la minería a los medios de transporte y a la par con la naciente caficultura y la industria textil.

El centro de Medellín es el lugar de la ciudad con mayor auge en programación artística y cultural, epicentro del comercio, de oficinas y centros de educación superior, lugar de tránsito de los habitantes de la zona metropolitana del Valle de Aburrá y atracción turística desde hace unas décadas de nacionales y extranjeros.

Hoy, podemos encontrar en el parque de Berrío una gran oferta artística con la música popular que entonan algunos campesinos venidos de diferentes regiones de Colombia. Si usted no ha vuelto al centro de Medellín, visite el parque de Berrío y podrá escuchar una de esas canciones que nos evocan el pasado, porque el centro es el barrio de todos. 

op-P._DE_BERRÍO_1_1.JPGop-LA_CANDELARIA_IGLESIA.jpgop-P._DE_BERRÍO_4_1.jpgop-P._DE_BERRÍO_3_1.jpg

op Campaña

Más publicaciones de la Campaña: "El Centro es de todos"

 

 

La Corporación Los Patianchos realiza de manera periódica caminatas rurales y urbanas. Para lo que resta de este año 2016, quedan 3 actividades para aprovechar las vacaciones e invitar a hijos, sobrinos y nietos.  Las actividades son variadas, suaves y culturales para que la familia y amigos conozcan bastantes aspectos de la ciudad a la vez que disfrutan una navidad fraternal. 

Programa: Martes del Patrimonio.

Voluntariado en el Archivo Histórico de Antioquia.

Fecha: martes 20 de diciembre de 2016.

Hora y sitio de encuentro: 2:00 p.m. en el piso -1 del Palacio de la Cultura Rafael Uribe Uribe.

NOTA: los que deseen almorzar en grupo el encuentro es a las 12:00 m. en el Banco de la República (Colombia con Palacé).

Programa: Conociendo Nuestra Ciudad.

Cava del Hotel Nutibara y alumbrados de Junín y el Parque San Antonio.

Fecha: martes 20 de diciembre de 2016.

Hora y sitio de encuentro: 5:00 p.m. a la entrada del Hotel Nutibara.

Caminada de exploración por Caldas

Fecha: domingo 25 de diciembre de 2016.

Hora y sitio de encuentro: 10:00 a.m. atrio de la iglesia principal de Caldas.

En la noche visitaremos los alumbrados de Caldas.

Toda esta programación es sin costo y abierta al público. 

Recomendaciones: portar su documento de identidad, ropa y zapatos cómodos, capa para la lluvia, hidratante y fruta.

Si desean ver toda la programación de diciembre, visiten https://sites.google.com/site/lospatianchos/proximassalidas3/diciembre-2016

botero91La Alcaldía de Medellín, a través de la Subsecretaría de Turismo y el Museo de Antioquia, presenta el programa “Vive el Centro”. Se trata de un pasaporte para recorrer este lugar de la ciudad, con cuatro rutas diferentes.

El 70% de la oferta turística de Medellín se encuentra en el centro. Allí se puede ver la historia y la evolución que hemos tenido como sociedad, el centro es un museo vivo.

Los Puntos de Información Turística – PITS harán parte de la difusión de este proyecto con la distribución del pasaporte.

El turismo en Medellín se segmenta hoy en cuatro grupos: el turista local (gente de Medellín que aún no conoce la ciudad), el turista nacional (que llega todo el año pero que tiene picos de participación), el turista latinoamericano y el turista europeo o norteamericano.

Lo que busca esta alianza de la Alcaldía de Medellín, a través de la Subsecretaría de Turismo con el Museo de Antioquia, es potencializar el centro como un plan imperdible para propios y visitantes con sus diversas edificaciones que datan de múltiples épocas.

El centro es un lugar para caminar, perderse y encontrarse. Con Vive el Centro se establecen cuatro rutas que ayudan a conocer este lugar de la ciudad que tanto nos apasiona e inspira.

Ruta de identidad, memoria y paz: Se trata de conocer y visitar la Escultura Pájaro de Fernando Botero, en el Parque San Antonio; la  Institución Educativa Héctor Abad Gómez; la Placita de Flórez;  el Museo Casa de la Memoria; el  Monumento a las víctimas de la masacre de Villatina, en el Parque del Periodista; la Academia Antioqueña de Historia; el Edificio de la Fiscalía;  Ermita de la Candelaria; el Mural de Pedro Nel Gómez; el Museo de Antioquia – Sala Botero

Ruta Medellín cuenta una historia: En el que es importante conocer sitios emblemáticos como  La Alpujarra (Monumento a la raza antioqueña de Rodrigo Arenas Betancur); la Estación del Ferrocarril; Edificios Carré y Vásquez;  Carabobo; Salón Málaga; el  Palacio Nacional; el Parque de Berrío; el Palacio de la Cultura Rafael Uribe Uribe; la Iglesia de la Veracruz; la Plaza de las esculturas de Botero; el Museo de Antioquia;  Junín y la Catedral Metropolitana.

Ruta del arte: Es importante apreciar el arte de la ciudad visitando sitios significativos como el Parque San Antonio; Banco de la República; Plaza de las esculturas de Botero; Museo de Antioquia.

Ruta para noctámbulos: De noche el centro se llena de luces y bohemia, aprécialo visitando el Salón Málaga; el  Teatro Matacandelas; las Torres de Bomboná; La Pascasia; Homero Manzi; el Pequeño Teatro; el Palacio de Bellas Artes; Diógenes; el Teatro Pablo Tobón Uribe; Avenida La Playa; el Centro Colombo Americano; El Acontista; Wallstreet; Parque del Periodista; El Guanábano y El Eslabón Prendido (Papayera).

casa memoria

Museo Casa de la Memoria - Parque Bicentenario