En la línea de cultura del Plan de Plan de Desarrollo Local de la Comuna 10 se desarrolla un componente de comunicaciones con el que se proponen proyectos de producción documental y fortalecimiento del sistema de comunicaciones.

Dentro de este componente se han ejecutado desde el año 2012 con recursos públicos de Presupuesto Participativo, el fortalecimiento de la Plataforma de Comunicaciones, un proceso de trabajo en red de medios de comunicación comunitaria y procesos de comunicación que desde diferentes formatos hacen difusión de contenido relacionado con la comuna 10 La Candelaria.

Luis Guillermo Peña, delegado del sector de Comunicaciones nos cuenta en video cómo se ha fortalecido la plataforma de comunicaciones.

Una de las fuentes de financiación que tiene el Plan de Desarrollo Local de la Comuna 10 es a través del Programa de Planeación Local y Presupuesto Participativo - PlyPp.

En los últimos años, funcionaba la comisión de cultura, deportes y comunicaciones; la cual era conformada por delegados de organizaciones y de los distintos barrios de la comuna. En diferentes sesiones se escuchaba el diagnóstico que la Alcaldía presentaba en los tres temas que concierne a la Línea y luego desde los proyectos del PLD se priorizaban algunos proyectos para ser ejecutados en el año siguiente.

Ahora, debido a los cambios que ha sufrido el programa, la priorización de proyectos se hace mediante el voto popular y se conforma por la misma vía del voto un consejo comunal con representación de delegados de varios sectores.

El Actual consejo comunal cuenta con delegados de Cultura, Comunicaciones y Deportes.

Ana Cecilia Hernández, delegada del sector de Cultura nos cuenta en video qué proyectos se han priorizado y ejecutado en los últimos años pertenecientes a la Línea Cultual.

Medellín es una de las ciudades donde la expresión artística y cultural desde la organización social tiene gran aceptación, cuenta con propuestas organizadas que ofrecen al público una agenda cultural de manera periódica y de alta calidad.

Y de la ciudad, la comuna 10 La Candelaria recibe la mayor oferta en este tipo de alternativas, quizá por ser el centro de la ciudad que facilita la asistencia desde los distintos sectores de Medellín.

Sin embargo, uno de los problemas que la Línea de Seguridad Cultural busca resolver es la participación de las y los habitantes de la comuna en esos espacios artísticos y culturales.

En la Encuesta de Calidad de Vida 2013, uno de los instrumentos con los que se construyó el Plan en el año 2014, muestra que menos del 10% de los habitantes de la comuna 10 participan en actividades de música, danza, teatro y pintura.

“Esta situación es inquietante, pues se espera que una sociedad, una comunidad relativamente avanzada, invierta parte de su tiempo libre y de sus recursos a actividades de este carácter, puesto que están demostrados los beneficios tanto directos como indirectos derivados de estas.” (PDL C10, Página 123).

Diapositiva3.JPGDiapositiva1.JPGDiapositiva2.JPGDiapositiva4.JPG

En otras palabras, la línea de cultura del Plan de Desarrollo Local de la Comuna 10 La Candelaria de Medellín, busca desde el arte y la cultura generar proyectos que impacten en la vida cotidiana de la comuna y la ciudad, favoreciendo la convivencia y el desarrollo humano.

El Plan de Desarrollo Local de la Comuna 10 La Candelaria “El Ser es nuestro centro”, tiene una vigencia hasta el año 2022.

Su enfoque de desarrollo es la Seguridad Humana, “la cual se refiere a la seguridad de las personas en sus vidas cotidianas, que se alcanza no mediante la defensa militar de las fronteras de un país, sino con la consecución del desarrollo humano, es decir, garantizando la capacidad de cada cual para ganarse la vida, satisfacer sus necesidades básicas, valerse por sí mismo y participar en la comunidad de forma libre y segura”. (PDL C10, página 54)

Las propuestas planteadas en el Plan de Desarrollo Local se formulan mediante ideas de proyectos, los cuales se agrupan en Programas y luego en Componentes para juntos conformar una Línea de Seguridad.

En total son 8 líneas con las cuales se planea el desarrollo de la comuna 10 de Medellín.

La Línea de Seguridad Cultural, Deportes, Recreación y Comunicaciones aporta al Plan:

- 4 Componentes

- 8 Programas

- 27 ideas de proyectos, algunos de ellos avanzados hasta el nivel de formulación con identificación de presupuesto y alternativas de viabilidad.

Esta línea en su conjunto, aporta al Plan de Desarrollo alternativas para que la comunidad sea partícipe en la construcción del imaginario social desde el arte, la cultura, el deporte y la recreación.

A su vez que son alternativas de aprovechamiento del tiempo libre, de estar presentes en espacios comunitarios convocados abiertamente para un disfrute propositivo, afín de recibir en ese compartir colectivo insumos de construcción personal que en última instancia logran que el desarrollo humano del que habla el Plan de Desarrollo Local se vea reflejado en la vida de cada persona.

Si uno quisiera una buena demostración de lo bueno que podría llegar a ser el Arte, ningún lugar puede ser mejor que el Centro de la Ciudad, que constantemente se reinventa y anuncia la presencia de una gran masa de novedades, eventos, exposiciones, casi todas ellas testimonio vívido de la medida en que el visitante conozca y el dueño del lugar tenga o no tenga la menor idea de lo que exhibe.

La obra Callejera es supremamente fuerte, todos estos tags siempre mostrando su cara agresiva o tierna, en ocasiones hasta despiadada, pero no se libra a la fácil simulación emocional que es del gusto institucional del publicista, ni del cinismo mimado o al sensacionalismo simplista que está por todas partes en la Colección de Muros sin nombre del centro de Medellín….

¿Qué importancia podría tener atribuirles a aquellas manos creadoras un nombre perdido? Los niños, cuando alguien les lee un libro, casi nunca piensan que detrás de esa historia que los atrapa haya un autor; la oyen y se apropian de ella como si la historia se hiciera sola y como si el espíritu del cuento fuera un viento que trae cosas, sonidos y palabras recogidos por la calle.

Los artistas modernos, en especial los vanguardistas, se entregaron a la imposible tarea de empaparse de modernidad renunciando, al mismo tiempo, a la sociedad de su época. Todos ellos rechazaron la tradición y buscaron nuevos horizontes morales. Esto fue lo que los hizo modernos. Odiaron el estilo de vida occidental, sus academias, su capitalismo, su burguesía y la monótona rutina que desecaba el espíritu y sumía en la apatía.

En estas calles, el transeúnte se enfrenta a obras que, al ilustrar con transparencia la nadería, la estulticia y el menosprecio por el talento y el sentido común, se convierten en las peores enemigas de la corriente que representan. Sin entrar en causticas que no tienen nada que ver con las obras sobre las que se discute, sin generalizar a partir de las excepciones afortunadas y sin acudir al auxilio de Foucault y Deleuze para refutar lo que salta a la vista; hemos sentido alguna vez en una galería de arte contemporáneo: el sinsabor de que cualquiera podría hacer "eso", el fastidio ante la retórica que pretende darle peso al vacío, y el deseo de tomar una escoba y un par de bolsas negras para completar una obra inconclusa. 

Tal vez, a la hora de la verdad, el hombre es apenas un marchante del montón, no demasiado brillante, que ni tiene ni se ha ganado el derecho a imponer un gusto en el territorio del modernismo tardío. Su ejercicio de mitificación ha sido apenas una carrera en un callejón sin salida.

Por Verónica Vergara González DAMN NORMA

No se puede negar la fortaleza que tiene el Centro en el aspecto cultural. En su territorio tienen asiento un sinnúmero de entidades culturales que permiten que  la ciudad puede ofrecer una buena oferta cultural.  Cabe anotar  que  recientemente se han dado algunas movidas, que mediante esfuerzos conjuntos y alianzas le apuntan a recuperación y re significación del corazón de la ciudad con unos fuertes componentes culturales y artísticos.

Se destacan el resurgimiento del Banco de la República con una nueva y nutrida agenda cultural dirigida a públicos diversos. Igualmente Comfama y La Universidad de Antioquia, le han puesto de nuevo su mirada al Centro con planes y acciones que comienzan a mostrar resultados.

Ahora que se está en una importante transformación urbanística, como las intervenciones en el Paseo Bolívar, la avenida La Playa, el corredor de la avenida Oriental y otras que pronto se iniciarán en la carrera Junín  y en la mayoría de los parques, el Centro requiere también de una transformación en lo social y un fortalecimiento en lo artístico y cultural.

Consideramos que hacia allí apuntan nuevas iniciativas como la  Alianza Por el Centro, Caminá pal Centro, Cultura Parque, El Centro será el barrio de todos y Cultura Centro.  Todo esto está bien. Pero consideramos que el sector cultural debe estar más unido para  potenciar  más  esa fortaleza que el corazón de la ciudad ha tenido históricamente. Desde hace algún tiempo se habla de crear la figura de Distrito Cultural, ya sea desde lo jurídico o lo referencial. Lo importante es que se visibilice más el Centro como un emporio cultural de grande oferta para la ciudadanía. También, que a la vez  posibilite un atractivo especial al disfrute de la noche.  

Recientemente el programa Cultural Centro, que lidera la Universidad de Antioquia, con Gisela Posada a la cabeza, convocó a una reunión en el Ateneo Porfirio Barba Jacob.  Se trató de un importante espacio con presencia de gestores culturales, artistas y representantes del gremio de la cultura. Allí, en medio de un interesante debate,  se comenzó a consolidar esa unión del sector que tanto se requiere. De esta manera,  se dan importantes pasos para lograr un Centro más cultural, atractivo y vivido plenamente como un emporio o distrito cultural. Estamos seguros que si se continúa con estos esfuerzos y compromisos, se logrará en nuestro Centro una transformación  simultánea, tanto en lo urbanístico como en lo  social y cultural.

El documental Matices en el centro de Medellín, a través de las opiniones de los personajes refleja la realidad de muchos de los procesos que se viven en el centro de la ciudad actualmente, su contenido busca mostrar la importancia que trae la transformación y reactivación cultural, su desarrollo histórico y la conexión con los proyectos que se desarrollan actualmente en este sector de la ciudad, teniendo como locaciones lugares emblemáticos del centro debido a su valor patrimonial e histórico.  La serie de imágenes de este corto documental reflejan la belleza de las formas y la variedad de detalles que nos podemos encontrar de una manera desprevenida. Múltiples imágenes que nos relatan el pasado esplendoroso de un patrimonio que lucha por sobrevivir al paso del tiempo y los diversos pensamientos de las distintas administraciones. Un elemento inspirador es la visión del futuro que reflejan los personajes, sin dejar a un lado el pensamiento crítico, y la idea del que el centro es el barrio de todos, donde sin importar la condición económica o social podemos disfrutar de sus calles, la cultura, los espacios, las manifestaciones artísticas en distintos lugares, la diversidad de personas que lo matizan y enriquecen.

Este corto documental toca varios puntos sensibles de algunas problemáticas actuales en el centro de Medellín tales como la reubicación de los venteros ambulantes, la población LGTBI, los nuevos espacios y dinámicas en el centro de Medellín, la mirada puntal de algunos sectores como el parque Bolívar, los procesos que se desarrollan actualmente en el claustro de San Ignacio, la importancia de seguirle apostando a la cultura y la educación de los ciudadanos de a pie, a nuestros jóvenes, lo positivo que traen las trasformaciones de infraestructura sin desconocer que siempre los grandes cambios vienen de la mano de la sinergia con los ciudadanos, independientemente de su condición social.

Lo contrario a la inseguridad no es la seguridad sino la convivencia constituye otro de los temas tocados en una manera clara en este corto documental.

Entendiéndose que la convivencia se construye con proyectos de urbanismo social, con acciones de mejoramiento integral de los barrios más pobres, con estrategias de educación ciudadana, con intervenciones de calidad en la educación formal, con una gran apuesta por la cultura y, en especial, por la cultura comunitaria, esa que se hace todos los días desde los barrios (y que se ha hecho casi siempre sin el Estado, a pesar del Estado y contra el Estado), con un gran trabajo de comunicación pública y con la concertación y conjugación de esfuerzos entre los gobiernos nacional, regional y municipal, y de éstos con la comunidad, las universidades, las ONG, las empresas privadas.

Generar una nueva movilidad asociada al concepto de súper-manzanas sin duda es una propuesta interesante que refleja la necesidad de priorizar la movilidad peatonal y no motorizada (en bicicleta), generar de vías exclusivas para transporte público, incorporar buses articulados, consolidar el sistema de transporte masivo y generar súper manzanas para una movilidad sostenible.

Esto quiere fortalecer una ciudad que es privilegiada en temas de movilidad, es la única ciudad del país con Metro, desde el año 2011 cuenta con una línea pre troncal de Metro plus, posee el Tranvía de Ayacucho y ya inició la reestructuración de sistema del transporte público desde la gerencia del TPM y la operación de las rutas alimentadoras de Metroplus. Todo esto pretende generar un impacto positivo en el Centro de la Ciudad.

El nuevo POT apuesta por una movilidad sostenible, donde se incluye al peatón, el espacio público, el urbanismo y la seguridad vial. Donde se busca racionalizar el uso del automóvil privado y fomentar el uso de transporte masivo, colectivo y limpio; así contribuir de una manera significativa a la mejora ambiental y a la disminución de consumos energéticos en la ciudad.

La grabación de este proceso nos ha permitido conocer a unas personas muy preocupadas por el desarrollo de la ciudad y el centro, las cuales de manera clara y amena nos exponen su pensamiento en relación a los temas mencionados, sus valiosos testimonios constituyen un documento de la radiografía actual del centro, con sus aspectos positivos y en los que se debe seguir trabajando.

Por: Diego Alejandro Restrepo Urquijo

2.jpg23509269_1712171422146493_4631859851746379878_o.jpg1.jpg23467436_1712171548813147_1290864577009774199_o.jpg23592423_1712171398813162_4212498916601511869_o.jpg

Fuimos construidos como un proyecto que congregara los imaginarios de identidad de una joven y recién independiente Antioquia; una institución que desde el arte y la cultura ayudara a recoger y divulgar los ideales de quiénes éramos como sociedad. Hoy, 136 años después, seguimos siendo una institución que se pregunta por nuestra identidad pero desde una perspectiva distinta: ¿es la historia una sola historia?, ¿es ser antioqueño, colombiano, una identidad homogénea y cerrada?, ¿a quiénes excluimos del relato oficial  y cómo podemos construir una narración diversa, incluyente y crítica que nos permita encontrarnos en medio de nuestras diferencias?

Este miércoles 29 de noviembre conmemoramos 136 años de realizar esa tarea: poner a circular ideas a través del arte, ser testigos de la evolución de nuestras propias ideas como ciudad y país, aportar a la construcción de una ciudadanía capaz de mirarse a sí misma para entender cómo cabemos todos.

Por eso, para celebrar y permitir que cualquiera recorra los relatos que hemos construido, tendremos ingreso libre para todo el público durante todo el día.

op museo ant 136

Nuevos proyectos para Museo 360

Presentaremos y lanzaremos las convocatorias de nuevos proyectos que buscan estrechar nuestro diálogo, mediante las prácticas artísticas y la pedagogía, con el centro de Medellín y sus comunidades.

La Banca Azul: nueva estrategia de promoción de lectura liderada desde la Biblioteca del Museo de Antioquia, conjugando los universos del arte y la literatura para impactar en el centro de Medellín y las comunidades que lo habitan y visitan, reivindicando la lectura, la escritura y la oralidad como posibilidades para acceder a ideas y conceptos transformadores, empoderantes y movilizadores.
Así, la banca azul pretende no solo activar la biblioteca y los espacios internos del Museo, sino salir al encuentro ciudadano en las inmediaciones de nuestro edificio en el centro de Medellín, con talleres de lectura en distintos medios que generen preguntan y discusiones entre diversas comunidades, muchas de ellas con un histórico acceso limitado a distintos derechos culturales.
Durante el miércoles 29, en la conmemoración de nuestros 136 años, la Banca Azul recorrerá las salas del Museo con propuestas de lecturas breves. Este proyecto tiene el patrocinio de la Fundación MUV. 

Vitrinas Cundinamarca: lanzaremos la convocatoria de un nuevo proyecto para que artistas en la ciudad  intervengan las vitrinas que este año fueron creadas en la parte posterior del edificio, con la finalidad de estimular la creación contemporánea local, y estrechar el diálogo del Museo con el territorio que lo rodea y las comunidades que allí habitan.
De esta convocatoria podrán participar artistas plásticos y visuales, de las artes escénicas, danza, fotógrafos, realizadores audiovisuales, cuya práctica investigue cuestiones relativas a las prácticas artísticas en comunidad y de carácter In situ, con el fin de conectar el Museo con la territorialidad del entorno, y será realizado durante 2018.

La Esquina: este espacio, que fue habitado por primera vez para la exposición 89 noches, está ubicado entre las calles Cundinamarca y Calibío. Allí se realizarán, por convocatoria pública presentada en nuestro aniversario, activaciones quincenales los viernes, de 6:00 p.m. a 10:00 p.m., entre febrero y abril de 2018.
La Esquina es pensada como un lugar de socialización y de resistencia frente a la hostilidad de la ciudad y las dificultades para el encuentro y la convivencia, mediante estrategias festivas y lúdicas.

La Esquina y Vitrinas Cundinamarca son proyectos que haremos gracias al apoyo de ARGOS y la Fundación Argos, respectivamente. 

Un nuevo espacio temporal para Ethel Gilmour

Desde el 29 de noviembre, y durante toda la temporada de diciembre, abriremos un espacio temporal gracias a la Corporación Casa de Ethel y Jorge. Presentaremos 12 obras que dan cuenta del mundo privado y doméstico, pero también público y con una carga de denuncia política, creado por una de las más emotivas mujeres que hacen parte de la historia de Antioquia.
Este espacio, abierto a propósito del libro sobre Ethel Gilmour que está siendo presentado por Davivienda y que se puede adquirir en nuestra tienda a partir del 29 de noviembre, estará ubicado en la Sala Calibío.

 

Cientos de historias compartidas por la comunidad sobre sus vivencias en los Alumbrados Navideños, en 50 años de llenar de colorido y fantasía a Medellín, aportarán la energía simbólica con la que se encenderán los Alumbrados de la ciudad este sábado 2 de diciembre en el Parque de los Deseos.

“Recuerdo que cuando era niño iba con toda mi familia a ver los Alumbrados y a jugar con los chorritos de agua de EPM”, narra Alejandro Montoya en el sitio web www.alumbradosepm.com, que abrió un espacio para la interacción y la construcción colectiva de esos momentos inolvidables en estas cinco décadas de los Alumbrados.

El Gerente General de EPM, Jorge Londoño De la Cuesta, destacó la participación de la ciudadanía, que en sus relatos reconoce la importancia de los Alumbrados Navideños como promotores del encuentro con los seres queridos, que incentivan valores y han ayudado a mantener las tradiciones decembrinas. “Invitamos a todas las familias para que nos acompañen este sábado 2 de diciembre, a partir de las 6:00 p.m., en el Parque de los Deseos, y juntos encendamos los Alumbrados Navideños de Medellín, como una demostración de cariño en este aniversario de oro”.

Sabías qué...

  • Los Alumbrados Navideños de Medellín tiene este año 37 millones de bombillas LED, con la última tecnología en uso eficiente de energía.
  • Los Alumbrados Navideños de Medellín en los 38 días que permanecen encendidos consumen cerca de una hora del consumo anual de energía de la ciudad. 
  • La manguera luminosa LED del Alumbrado tiene 1.130 kilómetros, que equivale casi a la distancia entre Medellín y Quito, Ecuador. 
  • Para elaborar las 50.000 figuras que componen los Alumbrados se usaron 15,5 toneladas de papel metalizado y 226 toneladas de hierro.
  • “Estamos de fiesta” es el concepto de los Alumbrados para 2017 y busca recrear los momentos que se viven en una celebración, con la comunidad como invitada especial. 
  • Las fotos y los videos que tomen y graben la gente se pueden etiquetar en las redes sociales con #AlumbradosEPM para interactuar, compartir y construir juntos la historia de los Alumbrados en sus 50 años.
  • El ingreso al Parque Norte para ver los Alumbrados Navideños es gratuito. Sin embargo, como es natural, si la ciudadanía quiere usar las atracciones mecánicas del Parque deberá comprar, como ocurre hoy, los tiquetes.
  • En el Parque de los Pies Descalzos, en inmediaciones del Edificio EPM, se ubicó la figura más grande de este año: un Árbol de Navidad de 24 metros de alto.
  • En el cerro Nutibara se puede admirar un ponqué de cumpleaños de 16 metros.
  • En el Edificio Miguel de Aguinaga, antigua sede de EPM, se iluminó de nuevo este año, como hace 50 años, para rendir un tributo a los primeros Alumbrados.
  • En 2017 también se pueden ver Alumbrados de EPM en 14 municipios ganadores del concurso Encendamos la Alegría. Esta fiesta navideña se vive en las localidades de Angelópolis, Arboletes, Barbosa, Buriticá, Cañasgordas, Caracolí, Cisneros, Guadalupe, La Pintada, La Unión, Peque, Salgar, San Pedro de los Milagros y Santa Rosa de Osos, cuyos habitantes cocrearon las temáticas de la decoración.

_MG_0039.jpg_MG_0087.jpg_MG_0171.jpg_MG_0265.jpg

En Medellín continuamos reconociéndonos como una ciudad diversa, por esto el Plan Etnoeducativo, denominado Ruta VOS, es un proyecto que busca impartirse en todas las Instituciones Educativas de la ciudad de Medellín.

Hasta la fecha ya se han realizado diferentes reuniones con rectores y jefes de núcleo de la ciudad. El paso a seguir, para continuar el trabajo de la ruta, será integrar todas las mesas etnoeducativas, empoderar organizaciones y a los padres de familia en las distintas comunidades que puedan hacer un seguimiento y un control social a la ruta.

Este 20 de noviembre, en el Teatro Pablo Tobón Uribe, se realizará el gran encuentro de Etnoeducación RUTA VOS, una jornada pedagógica para construir en la otredad y reconocernos en los sueños.  

El evento contará con un sabedor africano y de cada uno de los grupos étnicos colombianos: indígena, afrocolombiano, rom-gitano y raizal.

Este encuentro abre el camino para afianzar los procesos educativos que transforman las relaciones multiculturales en sociedades interculturales.

  • Los asistentes fortalecerán conocimientos que luego replicarán en sus instituciones, consolidando así el tejido social.

  • El evento contará con un sabedor africano y de cada uno de los grupos étnicos colombianos: indígena, afrocolombiano, rom-gitano y raizal.

 

Registro en www.medellin.edu.co/mova/formacion

 

image005 1