En la línea de cultura del Plan de Plan de Desarrollo Local de la Comuna 10 se desarrolla un componente de comunicaciones con el que se proponen proyectos de producción documental y fortalecimiento del sistema de comunicaciones.

Dentro de este componente se han ejecutado desde el año 2012 con recursos públicos de Presupuesto Participativo, el fortalecimiento de la Plataforma de Comunicaciones, un proceso de trabajo en red de medios de comunicación comunitaria y procesos de comunicación que desde diferentes formatos hacen difusión de contenido relacionado con la comuna 10 La Candelaria.

Luis Guillermo Peña, delegado del sector de Comunicaciones nos cuenta en video cómo se ha fortalecido la plataforma de comunicaciones.

Una de las fuentes de financiación que tiene el Plan de Desarrollo Local de la Comuna 10 es a través del Programa de Planeación Local y Presupuesto Participativo - PlyPp.

En los últimos años, funcionaba la comisión de cultura, deportes y comunicaciones; la cual era conformada por delegados de organizaciones y de los distintos barrios de la comuna. En diferentes sesiones se escuchaba el diagnóstico que la Alcaldía presentaba en los tres temas que concierne a la Línea y luego desde los proyectos del PLD se priorizaban algunos proyectos para ser ejecutados en el año siguiente.

Ahora, debido a los cambios que ha sufrido el programa, la priorización de proyectos se hace mediante el voto popular y se conforma por la misma vía del voto un consejo comunal con representación de delegados de varios sectores.

El Actual consejo comunal cuenta con delegados de Cultura, Comunicaciones y Deportes.

Ana Cecilia Hernández, delegada del sector de Cultura nos cuenta en video qué proyectos se han priorizado y ejecutado en los últimos años pertenecientes a la Línea Cultual.

Medellín es una de las ciudades donde la expresión artística y cultural desde la organización social tiene gran aceptación, cuenta con propuestas organizadas que ofrecen al público una agenda cultural de manera periódica y de alta calidad.

Y de la ciudad, la comuna 10 La Candelaria recibe la mayor oferta en este tipo de alternativas, quizá por ser el centro de la ciudad que facilita la asistencia desde los distintos sectores de Medellín.

Sin embargo, uno de los problemas que la Línea de Seguridad Cultural busca resolver es la participación de las y los habitantes de la comuna en esos espacios artísticos y culturales.

En la Encuesta de Calidad de Vida 2013, uno de los instrumentos con los que se construyó el Plan en el año 2014, muestra que menos del 10% de los habitantes de la comuna 10 participan en actividades de música, danza, teatro y pintura.

“Esta situación es inquietante, pues se espera que una sociedad, una comunidad relativamente avanzada, invierta parte de su tiempo libre y de sus recursos a actividades de este carácter, puesto que están demostrados los beneficios tanto directos como indirectos derivados de estas.” (PDL C10, Página 123).

Diapositiva3.JPGDiapositiva1.JPGDiapositiva2.JPGDiapositiva4.JPG

En otras palabras, la línea de cultura del Plan de Desarrollo Local de la Comuna 10 La Candelaria de Medellín, busca desde el arte y la cultura generar proyectos que impacten en la vida cotidiana de la comuna y la ciudad, favoreciendo la convivencia y el desarrollo humano.

El Plan de Desarrollo Local de la Comuna 10 La Candelaria “El Ser es nuestro centro”, tiene una vigencia hasta el año 2022.

Su enfoque de desarrollo es la Seguridad Humana, “la cual se refiere a la seguridad de las personas en sus vidas cotidianas, que se alcanza no mediante la defensa militar de las fronteras de un país, sino con la consecución del desarrollo humano, es decir, garantizando la capacidad de cada cual para ganarse la vida, satisfacer sus necesidades básicas, valerse por sí mismo y participar en la comunidad de forma libre y segura”. (PDL C10, página 54)

Las propuestas planteadas en el Plan de Desarrollo Local se formulan mediante ideas de proyectos, los cuales se agrupan en Programas y luego en Componentes para juntos conformar una Línea de Seguridad.

En total son 8 líneas con las cuales se planea el desarrollo de la comuna 10 de Medellín.

La Línea de Seguridad Cultural, Deportes, Recreación y Comunicaciones aporta al Plan:

- 4 Componentes

- 8 Programas

- 27 ideas de proyectos, algunos de ellos avanzados hasta el nivel de formulación con identificación de presupuesto y alternativas de viabilidad.

Esta línea en su conjunto, aporta al Plan de Desarrollo alternativas para que la comunidad sea partícipe en la construcción del imaginario social desde el arte, la cultura, el deporte y la recreación.

A su vez que son alternativas de aprovechamiento del tiempo libre, de estar presentes en espacios comunitarios convocados abiertamente para un disfrute propositivo, afín de recibir en ese compartir colectivo insumos de construcción personal que en última instancia logran que el desarrollo humano del que habla el Plan de Desarrollo Local se vea reflejado en la vida de cada persona.

El documental Matices en el centro de Medellín, a través de las opiniones de los personajes refleja la realidad de muchos de los procesos que se viven en el centro de la ciudad actualmente, su contenido busca mostrar la importancia que trae la transformación y reactivación cultural, su desarrollo histórico y la conexión con los proyectos que se desarrollan actualmente en este sector de la ciudad, teniendo como locaciones lugares emblemáticos del centro debido a su valor patrimonial e histórico.  La serie de imágenes de este corto documental reflejan la belleza de las formas y la variedad de detalles que nos podemos encontrar de una manera desprevenida. Múltiples imágenes que nos relatan el pasado esplendoroso de un patrimonio que lucha por sobrevivir al paso del tiempo y los diversos pensamientos de las distintas administraciones. Un elemento inspirador es la visión del futuro que reflejan los personajes, sin dejar a un lado el pensamiento crítico, y la idea del que el centro es el barrio de todos, donde sin importar la condición económica o social podemos disfrutar de sus calles, la cultura, los espacios, las manifestaciones artísticas en distintos lugares, la diversidad de personas que lo matizan y enriquecen.

Este corto documental toca varios puntos sensibles de algunas problemáticas actuales en el centro de Medellín tales como la reubicación de los venteros ambulantes, la población LGTBI, los nuevos espacios y dinámicas en el centro de Medellín, la mirada puntal de algunos sectores como el parque Bolívar, los procesos que se desarrollan actualmente en el claustro de San Ignacio, la importancia de seguirle apostando a la cultura y la educación de los ciudadanos de a pie, a nuestros jóvenes, lo positivo que traen las trasformaciones de infraestructura sin desconocer que siempre los grandes cambios vienen de la mano de la sinergia con los ciudadanos, independientemente de su condición social.

Lo contrario a la inseguridad no es la seguridad sino la convivencia constituye otro de los temas tocados en una manera clara en este corto documental.

Entendiéndose que la convivencia se construye con proyectos de urbanismo social, con acciones de mejoramiento integral de los barrios más pobres, con estrategias de educación ciudadana, con intervenciones de calidad en la educación formal, con una gran apuesta por la cultura y, en especial, por la cultura comunitaria, esa que se hace todos los días desde los barrios (y que se ha hecho casi siempre sin el Estado, a pesar del Estado y contra el Estado), con un gran trabajo de comunicación pública y con la concertación y conjugación de esfuerzos entre los gobiernos nacional, regional y municipal, y de éstos con la comunidad, las universidades, las ONG, las empresas privadas.

Generar una nueva movilidad asociada al concepto de súper-manzanas sin duda es una propuesta interesante que refleja la necesidad de priorizar la movilidad peatonal y no motorizada (en bicicleta), generar de vías exclusivas para transporte público, incorporar buses articulados, consolidar el sistema de transporte masivo y generar súper manzanas para una movilidad sostenible.

Esto quiere fortalecer una ciudad que es privilegiada en temas de movilidad, es la única ciudad del país con Metro, desde el año 2011 cuenta con una línea pre troncal de Metro plus, posee el Tranvía de Ayacucho y ya inició la reestructuración de sistema del transporte público desde la gerencia del TPM y la operación de las rutas alimentadoras de Metroplus. Todo esto pretende generar un impacto positivo en el Centro de la Ciudad.

El nuevo POT apuesta por una movilidad sostenible, donde se incluye al peatón, el espacio público, el urbanismo y la seguridad vial. Donde se busca racionalizar el uso del automóvil privado y fomentar el uso de transporte masivo, colectivo y limpio; así contribuir de una manera significativa a la mejora ambiental y a la disminución de consumos energéticos en la ciudad.

La grabación de este proceso nos ha permitido conocer a unas personas muy preocupadas por el desarrollo de la ciudad y el centro, las cuales de manera clara y amena nos exponen su pensamiento en relación a los temas mencionados, sus valiosos testimonios constituyen un documento de la radiografía actual del centro, con sus aspectos positivos y en los que se debe seguir trabajando.

Por: Diego Alejandro Restrepo Urquijo

2.jpg23509269_1712171422146493_4631859851746379878_o.jpg1.jpg23467436_1712171548813147_1290864577009774199_o.jpg23592423_1712171398813162_4212498916601511869_o.jpg

La Fundación

Gonzalo Mejía Marín, profesor universitario, guionista, director y productor de cine y María Teresa Llano Cifuentes, Maestra en Arte Dramático, egresados de la Universidad de Antioquia, fundan el 20 de diciembre de 2004 en homenaje a don Gonzalo Mejía Trujillo, la Escuela de Cine Gonzalo Mejía, una Corporación dedicada a la formación de jóvenes en el campo del cine en el Centro de la Ciudad.

En el 2005 con el apoyo del Ministerio de Cultura, la Secretaría de Cultura del Municipio de Medellín, el Instituto para el Desarrollo de Antioquia, IDEA y el Metro de Medellín, crean el “Cine Club Estación San Antonio”, un evento semanal de proyección de cine al aire libre, los días viernes a las 7 pm, en la plazoleta de la Estación, para toda la ciudad.

En el 2007 reciben un estímulo del Fondo para el Desarrollo Cinematográfico, F.D.C., para la producción de la película de largometraje “El Gran Sadini”, dirigida por Gonzalo Mejía Marín. Los principales escenarios estuvieron en el barrio Prado y el centro de Medellín, como el desaparecido “Billares Maracaibo”, y en las poblaciones y alrededores de Caucasia, Santa Cruz de Lorica y las Playas de San Bernardo del Viento. Para ello se contó con el apoyo del Programa Nacional de Concertación del Ministerio de Cultura, de las Alcaldías de Caucasia y Lorica, las Universidades de Antioquia, seccional Bajo Cauca, y la Universidad de Córdoba, lugar donde se realizaron talleres de “Formación de públicos” y “Productores, Directores y Actores del Bajo Cauca y El Sinú”, como parte de la preproducción de la película. 

En el 2010 la “Escuela de Cine” pierde su sede en el centro de la ciudad y comienza a trabajar en las Comunas 12 y 13, lugares que ha sufrido años de violencia. Se crea entonces para los jóvenes de los barrios de San Javier, de la América y de Robledo, el proyecto “Cine a la Cuadra: un proyecto de vecindad”. El proyecto nace con el fin de brindarle a los jóvenes de bajos recursos y de manera gratuita, una oportunidad de formarse en el campo de la realización y la actuación cinematográfica, que les permita adquirir un saber que los aleje y ayude a entender el conflicto armado que se vive en los barrios, y acompañarlos en una formación en Derechos Humanos y Convivencia Ciudadana.

Regreso al centro

Hoy, la Escuela de Cine Gonzalo Mejía ha regresado a su lugar de origen, el centro de la ciudad, y cuenta con una oficina en la casa de espacio compartido “Plazarte” en el barrio Prado.  En este momento se avanza en un proceso de formación de 120 personas de todas las edades que asisten al semillero de actuación para adultos, los días viernes de 4 a 8 p. m. en el Centro para la Paz y la Reconciliación, CEPAR. Los días sábado los talleres para guionistas, directores y productores en la Biblioteca de Empresas Públicas de Medellín, y en el barrio San Diego, con el apoyo de la Acción Comunal, 25 niños de la zona de Niquitao, se benefician de un taller de actuación. Los días domingo de 9 a. m. a 1 p. m. en la “Casa de Afrodescendientes” del barrio Prado, trabaja el Laboratorio de actuación con personas de 15 a 60 años.

Son en total unas 120 personas de diferentes edades y barrios de la ciudad que se benefician de manera gratuita de estos talleres de formación que tienen como objetivo principal dar a los jóvenes: “Herramientas para la Vida”.

Cine a la Cuadra, en 2017, es un proyecto ganador de la Convocatoria de Estímulos para el Arte y la Cultura, de la Secretaría de Cultura Ciudadana de Medellín. Este año, el proyecto tiene como tema principal a investigar y plasmar en los productos audiovisuales el “Centro de Medellín: Habitat e Identidad”. María Teresa Llano Cifuentes, directora del proyecto nos dice al respecto: “Al finalizar este año espero que los semilleros tengan conocimiento y practica de las técnicas principales, y que los del laboratorio hayan adquirido más y mejores conocimientos. Que hayan reflexionado sobre el centro de la ciudad y que hayan podido socializar con personas afines al cine, para que a mediano largo plazo formar sus grupos de producción para crear sus obras”.

Los alumnos han realizado en la clase de investigación un proceso de acercamiento a los diferentes temas que caracterizan al centro de la ciudad, para tratar de plasmar su reflexión en un guión audiovisual que muestre de manera creativa algunos de esos temas problemáticos que caracterizan los espacios del centro de Medellín.  

Danny Rocio, estudiante de actuación dice que: “Los talleres de formación se han convertido en un escenario de aprendizaje transversal a nuestras vidas. Nos toca pensar en nuestra cotidianidad en el Centro de la Ciudad. Ver, observar otras personas y formas de vida. Visibilizar todos esos sentires mediante la personificación desde la actuación”.

Jaime Andrés Jaramillo asegura que los talleres: “Significan confianza en mí mismo y conocimiento nuevo para emprender un sueño que tuve desde niño: actuar.”

Sebastián Bedoya expresa: “No existen barreras entre nosotros; somos diferentes en cada sentido, pero idénticos en nuestras ganas de aprender, de empoderarnos de lo que conocemos del Centro y de explorar una nueva forma de hacer arte y nuevos amigos”. 

Diego Restrepo profesor del semillero de guion y técnica nos cuenta que los talleres para los jóvenes: “Son una ventana abierta, para tratar de encontrarse y hacer realidad sus sueños audiovisuales”.

Eddy Orrego, profesor del taller de Dirección de Fotografía nos cuenta que: “Trabajar con los jóvenes de Cine a la Cuadra es al mismo tiempo enseñanza y retroalimentación, no solo compartiendo un conocimiento sino múltiples visiones cuyo reto es plasmarlas a través del lente”.

Estamos tratando de encontrar unos parámetros claros que nos permitan asir ese universo llamado Centro, para desde el lenguaje audiovisual, hacer una relectura y poder construir puentes de comunicación y expresión que visualicen los problemas principales que aquejan a nuestro centro de Medellín.   

Por Gonzalo Mejía Marín

Esta producción es la historia de 3 personas que habitan la comuna 10 y que cuentan su proceso de construcción de un mejor futuro pese a su difícil pasado, atravesado por problemas de violencia, drogas y abuso.

Diego, Ángela y Fabián narran momentos difíciles y dolorosos de sus vidas que en distintos momentos sucedieron en la comuna 10 La Candelaria.

 

Detrás de cámaras


   Ver el Video completo: A pesar del pasado

portada


 

Esta producción es la historia de 3 personas que habitan la comuna 10 y que cuentan su proceso de construcción de un mejor futuro pese a su difícil pasado, atravesado por problemas de violencia, drogas y abuso.

Diego, Ángela y Fabián narran momentos difíciles y dolorosos de sus vidas que en distintos momentos sucedieron en la comuna 10 La Candelaria.

La escenografía de sus vidas durante ese tiempo fue la calle, un parque, una banca, la esquina... y los personajes secundarios todas las personas que de alguna manera resultaron involucrados, algunos haciendo parte del dolor, del abuso, del mal trato, del rechazo, de la adicción... y otros haciendo parte de la solución a esos problemas.

Esas historias de dolor están atravesadas por acciones delincuenciales u otras que no serán catalogadas como tal pero que inhiben la sana convicencia generando nuevas cadenas de mal trato y abuso.

Sinopsis:

op Ecard convivencia 01 1Diego, un joven con una vida normal se ve involucrado en el mundo de la drogadicción, lo que genera un decaimiento emocional profundo, lo cual lo lleva a situaciones caóticas y angustiantes.

Ángela, una mujer que a pesar del abuso y las condiciones de vida complejas, derivadas de una infancia lejos de la protección de sus padres emprende un camino de lucha y cambio que la convertirán en una artista y un ejemplo de vida.

Fabián, un joven con problemas psiquiátricos y de aprendizaje, que por problemas de violencia intrafamiliar terminó en la calle, convirtiéndose en drogadicto y delincuente. Desde 2013 decidió dejar la drogadicción y trata de salir adelante.

Una producción de la Escuela de Cine Gonzalo Mejía para la Secretaría de Seguridad y Convivencia de la Alcaldía de Medellín. 2017

 

op AF Banner Inferior Planeacion 1080x260 1


Ver también: Detrás de cámaras de A pesar del pasado
op portada

Entre el 15 y el 17 de noviembre de 2017 tuvo lugar en Medellín el Séptimo Encuentro Nacional de Periodismo Comunitario, evento organizado por el Equipo de Movilización Social de la Secretaría de Comunicaciones de la Alcaldía de Medellín.

op Luis Fernando Gil LujánLuis Fernando Gil Luján, un joven líder de Castilla, defensor de los Derechos Humanos y la libre expresión a través del arte, sonríe en la pantalla. Parece que nos mirara desde allí, a solo un paso de distancia, pero Luis Fernando no puede vernos. Su vida se apagó, como muchas otras, en manos de los violentos.

Sin embargo, la voz de Luis Fernando aún retumba en la sala. Sus amigos del Centro de Producción Audiovisual de Castilla, Productora Barrio Adentro y Espacio en OFF, todos colectivos de comunicación barrial de Castilla -Comuna 5 de Medellín- no desfallecen en su objetivo: construir memoria e identidad de sus barrios a través del lenguaje audiovisual, el lenguaje del cine.

Estos colectivos audiovisuales, compuestos por jóvenes interesados en la movilización social y las narrativas audiovisuales y digitales recibieron la visita de algunas experiencias internacionales de comunicación para el cambio social, en el marco del Séptimo Encuentro Nacional de Periodismo Comunitario de Medellín.

Desde Italia, Gabriele Tramontana, compartió la experiencia de Maghweb, un grupo de periodistas que aborda el tema de la inmigración con un enfoque humanista. Maghweb surgió como una iniciativa entre amigos, algunos de ellos eran comunicadores en grandes medios italianos, pero todos ellos sentían que les faltaba algo. Decidieron abordar el periodismo con un enfoque diferente: además de investigar y contar historias, buscan brindarle asistencia sanitaria, psicológica y legal a los inmigrantes africanos que arriban a las costas de Sicilia, en medio del Mediterráneo.

Por su parte, la mexicana Estrella Soria relató algunas experiencias de Los Tejemedios, un grupo de comunicadores de ese país que defienden los Derechos Humanos y denuncian abusos policiales a través de los lenguajes audiovisuales y plataformas como YouTube.

Video_clip_relaizado_por_colectivos_audiovisuales_de_Castilla.JPGop-Estrella_Soria.jpgop-Memoria_del_conflicto_armado_realizado_por_Jesús_Cossio_para_Ojo_Público_de_Perú.jpgop-Cortometraje_sobre_trata_de_personas_realizado_por_colectivos_audiovisuales_de_Castilla.jpgop-Marcelo_Franco.jpg

Luego, el argentino radicado en Colombia Marcelo Franco, resaltó la importancia de pensar en el otro, en ese a quien queremos contarle una historia. “Hay que pensar en una estrategia de difusión y de acercamiento al público desde antes de empezar a producir las historias. Antes de pensar en los planos, en la estética, hay que pensar en la gente que queremos tocar. No podemos jugar solo un tiempo, si me permiten una analogía con el fútbol, de nada sirve una buena producción si no le llegamos a nadie, ese es el segundo tiempo que hay que planificar y jugar bien”.

Por último, el peruano Ernesto Cabral habló sobre Ojo Público, un medio de comunicación digital especializado en periodismo de investigación y nuevos medios. En su sitio web pueden encontrarse artículos de periodismo investigativo, historietas y fotografías que narran y re-construyen memoria sobre el conflicto armado y las víctimas del Perú.

op Intercanbio de experiencias en CastillaJuan Aristizábal, de la productora Barrio Adentro sintetizó la experiencia de los colectivos de comunicación barrial de Castilla como un gran esfuerzo por construir memoria e identidad de los barrios a través de los lenguajes audiovisuales. “Este es un asunto de soberanía audiovisual, es decir, somos nosotros los encargados de contar nuestra historia”.

Cabe resaltar que además de este intercambio de experiencias en Castilla, se realizaron dos más, con La Esquina Radio y la Secretaría de Comunicaciones como anfitriones. Estas jornadas dieron cierre al VII Encuentro Nacional de Periodismo Comunitario, donde también se realizaron recorridos de ciudad, jornadas académicas, y la entrega de los VIII Premios de Periodismo Comunitario de Medellín.

 

Visita los sitios web de estas experiencias:

Séptimo Encuentro Nacional de Periodismo Comunitario: https://www.medellin.gov.co/irj/portal/medellin?NavigationTarget=navurl://5ad61c2e6f3985592443b85a1f2e7a61

 

Por Agustín Patiño - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Necesita activar JavaScript para visualizarla.

En el marco de la campaña de seguridad “Medellín cuenta conmigo”, se realizaron tres microhistorias de habitantes de la comuna 10, historias reales de personajes con un pasado duro lleno de tropiezos. La primera historia toca la vida de Fabián, un joven proveniente de Puerto Berrio Antioquia que se suma a las víctimas de la calle y la delincuencia. 

Este joven crece con limitaciones físicas producto de su esquizofrenia y un problema en uno de sus ojos, sin embargo, enamorado del campo y del trabajo que allí se desarrolla transcurre su infancia, su adolescencia y parte de su juventud; hasta que sede al influjo de las drogas. Al principio cuenta Fabián que era muy divertido, socializaba con mucha gente y todo marchaba bien, al cabo del tiempo todo empezó a cambiar, su cuerpo le empezó a pasar factura por el abuso, su enfermedad empeoró y no tenía dinero para sostener el consumo.

Decidió acercarse a los malos pasos que lo llevo a otras problemáticas aún más complejas, las que lo obligan a salir de Puerto Berrio Antioquia para llegar a Medellín, una ciudad desconocida para él.

Con poco dinero trata de conseguir donde quedarse, los primeros días todo andaba bien, pero al ser víctima de robo en el lugar donde habitaba todo se complejizó ya que al perder el poco dinero que tenía, no pudo pagar el hotel donde se estaba quedando ni comer.

A_pesar_del_pasado-1.jpgA_pesar_del_pasado-2.jpgA_pesar_del_pasado-3.jpgA_pesar_del_pasado-4.jpgA_pesar_del_pasado-5.jpg

Esta dura situación deriva en tener que dormir en la calle por varios días, sin embargo, no desistió en su empeño de conseguir empleo y logró un trabajo temporal con el cual se sostuvo un tiempo, en busca de un futuro mejor da con unos talleres de la Escuela de Cine Gonzalo Mejía, en ese lugar encuentra apoyo, cariño ese tan esquivo para él en los últimos meses, esto le da fuerza para estar mejor, ahora sigue en la búsqueda de oportunidades que le permitan sostenerse en Medellín de manera digna.

Esta historia hace parte de la serie de Microhistorias “A pesar del pasado” las cuales involucran a otros dos personajes que, a pesar de caer en situaciones complejas de la existencia, gracias a su lucha, determinación, cambio en la toma de decisiones y también al apoyo de programas de la alcaldía de Medellín han logrado cambiar sus condiciones de vida.

Las tres microhistorias se van a socializar el 15 de noviembre en el Teatro Porfirio Barbab Jacob a las 5:30 de la tarde.

Este proyecto hace parte de una campaña de la Secretaría de Seguridad, y Convivencia de la Alcaldía de Medellín, que busca impactar en la historia de vida de muchos jóvenes de nuestra ciudad, potenciando la empatía, la toma adecuada de decisiones y que estos jóvenes se den cuenta que hay otros caminos y oportunidades que pueden aprovechar, que la legalidad es importante, que te abre puertas para estudiar y trabajar.

La idea es que esta iniciativa no se quede solo en la presentación de las historias, es poder llevar estos ejemplos de vida a muchas personas, con capacitaciones y sobretodo tratado de llegar al corazón de estos muchachos que necesitan darse cuenta que el mundo es mucho más que el contexto en el que crecieron, es una manera de apostarle al futuro y a una sociedad sostenible.

Por Diego Alejandro Restrepo Urquijo

Página 1 de 3