El lote donde fue construido el Palacio Egipcio fue comprado en septiembre de 1928 por Fernando Estrada. Esto se convirtió en uno de los ejemplos curiosos y sorprendentes en la arquitectura de Medellín, la denominada Casa Egipcia. Para entender las razones que llevaron a su construcción, hay que recordar que desde finales del siglo XVIII era la fuente de inspiración estética que desde el Renacimiento había enriquecido el arte y la arquitectura.

Este bello palacio fue construido por el arquitecto Nel Rodríguez. Durante 40 años fue habitado por la familia Estrada. Fue llamado Ineni que significa princesa hereditaria de noble familia.

directorAlberto Araque Montoya, director de la Fundación Visión Planeta Azul y propietario actual del Palacio Egipcio, expresó: “A través de la fundación promovemos el desarrollo integral del ser humano como sustento del desarrollo social, la sostenibilidad ambiental y una economía ética. En otras palabras, si yo no me amo a mi mismo, no puedo amar al otro y no puedo aportar al desarrollo social. El Ser es el que domina la parte social y ética. Este trabajo lo desarrollamos a través de la metodología aprender haciendo y el programa Comunidades Productivas y en convivencia. Desde el Palacio Egipcio esta es la propuesta que se tiene, a través de un programa que se llama Prado Distrito Cultural, el cual se está promoviendo junto a otras organizaciones culturales del sector.”

Las hermosas columnas del Palacio representan papiros sin abrir y flores de loto, símbolo egipcio del sol, la creación y el renacimiento.

“El acuerdo 048 de 2014 que es el Plan de Ordenamiento Territorial –POT-, definió a Prado como Patrimonio Cultural de la ciudad. Lo que nosotros pretendemos es que eso sea letra viva, darle vida a ese patrimonio y una forma de hacerlo es que los doscientos sesenta y seis bienes de interés cultural que fueron declarados dentro de ese acuerdo, tenga un uso que realmente le aporte a la cultura. A esa medida el patrimonio se valoriza, siempre y cuando se le dé un uso correcto.”, terminó diciendo Araque.

A pesar de los años de abandono el Palacio Egipcio se resiste a desaparecer, su propietario tiene toda la intención de seguir trabajando en Prado y conservar este inmueble de interés cultural.

En la actualidad se estudia la manera de recuperarlo para la cultura de la ciudad. La intención es que haga parte de este Distrito Cultural que pretenden las organizaciones que trabajan en el Barrio Prado.

Por Diego Alejandro Restrepo Urquijo

Palacio-egipcio-Medellín-2.jpgPalacio-Egipcio-salon-principal-vista-posterior-medellin-fotos-de-medellin.jpgPalacio-egipcio-Medellín.jpg

Medellín es la capital mundial de las aves, muchas de sus especies están en peligro de extinción por el ruido, la contaminación y la falta de cuidado de toda la ciudadanía.

Lo que se necesita es que la comunidad tome conciencia del cuidado de la flora y fauna de la ciudad, especialmente la del centro de la ciudad donde éstas tienen alto riesgo.

icono audio

Escucha AQUÍ todos los programas de TIENEN LA PALABRA.

Una propuesta radial de la estrategia digital de comuna10.com

 

 

Hasta el 4 de octubre está abierta la convocatoria para jóvenes que desean obtener beca para estudiar en el ITM, El Colegio Mayor de Antioquia o Pascual Bravo, que residan en las comunas 1,2,3,4,5,6,7,8,9,13 y los 5 corregimientos

Más información en http://www.sapiencia.gov.co/

1.jpeg2.jpeg4.jpeg3.jpeg6.jpeg5.jpeg7.jpeg

Catalina Calle perteneciente al equipo de Mercadeo del Banco de las Oportunidades de Medellín, en entrevista para www.comuna10.com, manifestó: “Nos encontramos en el evento de apoyo financiero. Esto nace como una alternativa desde el 2016 ya que en las administraciones anteriores se había manejado una red de microcrédito. Quisimos entonces darle un cambio, ya se llama Red de Apoyo Financiero. Hoy nos encontramos diez entidades financieras, tanto privadas como cooperativas. Lo que estamos llevando es el sistema financiero al territorio, para que las personas puedan acceder de manera segura y legal a todo el tema bancario. No solamente a crédito sino también a ahorros, CDT, todo lo relacionado con el sistema financiero. Hasta ahora, hemos estado en seis comunas, esta es la sexta versión. Hemos estado en Popular, Manrique, Castilla, Villa Hermosa, Aranjuez, y en la comuna 10 la Candelaria. Logramos abrir aproximadamente unos trecientos procesos de crédito, unas mil cuatrocientas personas en estas seis versiones. Las diez entidades participantes son microempresas de Colombia, Confiar, Fondo de Garantías, Comfama, Gana, Fundación de la Mujer, Interactuar, Banco W y el Banco de la Oportunidades.”

Cada entidad ofrece diferentes alternativas de financiación. La mayoría para financiar el tema de microempresas. Las personas están interesadas en el tema del crédito, la libre inversión y la vivienda. La idea es darles la financiación en cada comuna. Como se sabe que se dan diferencias en el tema de las necesidades de cada comuna, por ejemplo, en el centro se da mucho el tema de los comerciantes informales, por eso se busca llegar a estas personas para que tengan estas alternativas de financiación. Se hace énfasis en el tema de la legalidad para que estén tranquilos que no se enreden, que puedan acceder a dinero de manera segura y que no sea únicamente con la alcaldía de Medellín, sino que puedan hacerlo con las otras entidades participantes.

FERIA_PRESTAMOS_20.jpgFERIA_PRESTAMOS_22.jpgFERIA_PRESTAMOS_19.jpgFERIA_PRESTAMOS_21.jpgFERIA_PRESTAMOS_15.jpgFERIA_PRESTAMOS_17.jpg

“La intención es que las personas se acerquen y dependiendo de sus necesidades analicemos a qué entidad se acomoda más. Primero, todas manejan tasas de interés diferente, un ejemplo sería el de los Microempresarios, solo les prestan cuando llevan más de seis meses. Otros, dependiendo el caso, según su idea de negocios, entonces la invitación es que siempre estén consultando la página de la Red de Apoyo Financiero y puedan ver qué oferta tenemos. Además, acercar la oferta a cada comuna, que las personas sepan que lo estamos haciendo el primer sábado de cada mes. Las comunas que siguen son San Javier, en octubre; en noviembre, en Buenos Aires. La mayoría son emprendedores. También se maneja mucho el tema de la informalidad del centro, personas que tienen su puesto de trabajo y necesitan dinero para poder surtir, en general, personas que necesitan el dinero para mejorar su productividad”, comentó Catalina.

Por Diego Alejandro Restrepo Urquijo

Gabriel Pacheco, coordinador de la Escuela del Ballet Folklórico de Antioquia, nos contó parte de la historia de esta entidad cultural: “El Ballet Folklórico de Antioquia es una corporación sin ánimo de lucro. Se construyó con la idea, precisamente, de profesionalizar la danza en la ciudad. Su fundador, Albeiro Roldán Penagos, siempre fue un visionario de que Antioquia merecía tener una institución donde la danza tuviera su lugar, que no solamente fuera un espacio para divertirse, sino que se diera de una manera profesional. Desde esa mirada, ha tenido muchísimos cambios desde 1990, año en que se empezó con esa idea. En el año 91 se hizo la primera función. Estamos en esta sede, en el barrio Prado, desde ese año. Antes estuvimos en otras partes de Medellín, como gimnasios que nos prestaban para practicar. Ahora sentimos, en este lugar, que tenemos una corresponsabilidad muy grande con la comunidad, pues nosotros ofrecemos, por medio del arte, también un poco de transformación social”.

Sus calidades artísticas los han hecho merecedores de importantes premios: Medalla de Oro Olimpiadas Mundiales de Folclor Estilizado, en Dijon, Francia. Primer puesto en el Festival Castillo de Gorizia, Italia, y algunos galardones del gobierno de Colombia que le dan el carácter de Patrimonio Cultural de la Nación.

Representaron a Colombia en los Juegos Olímpicos de Beijing 2008 y en la celebración de los 100 años de relaciones bilaterales entre Colombia y Japón. En 2012 recibieron ovación, de pie, de más de 40.000 espectadores en los Estados Unidos durante 54 días y 29 ciudades recorridas.

Su grupo musical Tierradentro cumple 10 años de trayectoria, donde sus músicos se han dedicado a investigar y a tocar música afrocolombiana, la cual han llevado a más de 15 países de Europa, Asia y América. En 2014 ganaron el Premio Internacional Cubadisco.

05.png2.jpg4.jpg6.jpg1.jpg

“Nosotros tenemos proyectos también con la Alcaldía de Medellín, estamos en la red de danza de Medellín, fuimos los creadores de este proyecto, muy bonito porque precisamente llega a las comunidades más vulnerables, en este momento estamos en el barrio Popular, en barrio Antioquia, en Manzanillo y en la Loma. Son los cuatro lugares que nosotros tenemos. Otras instituciones como la Universidad de Antioquia, el Balcón de los Artistas, Matices, entre otras, las cuales en este momento luchamos juntos porque la danza continúe transformando esos seres y ayude a que nosotros acá en esta comunidad, en Medellín, tengamos una mirada y que nuestros jóvenes y niños sean los que apunten también a eso. Ese proyecto está enfocado a niños desde los 7 años a los 18, el programa ha tenido muchísima demanda”, nos contó Gabriel.

La Escuela de Danza cuenta con una formación integral dirigida a niños, jóvenes y adultos; ofreciéndoles a la ciudad de Medellín personas aportantes a la sociedad como el trabajo en equipo, valorarse a ellos mismos y a los otros, a través de los diferentes cursos y metodología ofrecida en clase.

Por Diego Alejandro Restrepo Urquijo

Fotos: Cortesía de Ballet Folklórico

Desearte paz es la apuesta social de la Galería de Arte, promueve un Modelo de Desarrollo Cultural Comunitario a través de prácticas artístico-sociales, donde artistas internacionales, nacionales y locales, orientan procesos creativos en comunidad, que conllevan a los y las participantes de la experiencia a una reflexión de las realidades del entorno que atentan contra la calidad de vida o el libre y digno desarrollo individual y colectivo.

Alejandro Vásquez Salinas Director de la Galería Paul Bardwell del Centro Colombo Americano nos contó “El concepto del laboratorio número 55 Desearte Paz tiene que ver con el tema de la comida y de dónde viene la comida, la idea es tirarle esta pregunta a los jóvenes de los colegios, para que pensemos en todo el trabajo que tienen los alimentos y los productos cuando llegan a nuestras manos, a partir de esto revisar un poco la importancia del trabajo del campesino en nuestro contexto.”

El centro de Medellín es una zona donde se desarrollan muchas actividades culturales, cerca de la Galería Paul Bardwell encontramos: Centros de Exposición, Teatros, Bibliotecas, Salas de Cine, por mencionar parte de la oferta cultural.

El Mural de la Galería del Colombo Americano, en particular se encuentra en lo que se ha denominado la zona fucsia del centro de Medellín, se a hecho como protagonista y es una imagen que va cambiando constantemente, más o menos cada dos meses surge una nueva propuesta pictórica, en algunos casos tiene que ver con los laboratorios Desearte Paz, en otros casos son artistas invitados quienes participan e intervienen el mural. La gente ya reconoce este espacio y espera el cambio constate de las imágenes y las temáticas del mural de Maracaibo.

La gente respeta mucho este espacio ya que no es intervenido por otros artistas sin autorización de la Galería.

“Desearte paz comienza en el año 2004, en el 2006 se registra como si fuera una metodología, estos Laboratorios han sido una transición muy interesante del trabajo de los artistas en Medellín.

Los artistas salen de la Galería y van a trabajar directamente con las comunidades, se establece un puente con las instituciones educativas, los colegios públicos y privados.

Con gente que viene de diferentes contextos socioeconómicos y con artistas que ya tienen algunos una trayectoria y con ellos trabajamos estos laboratorios. Damos un tema los cuales escogemos desde el comité de galerías, de esa manera vamos proponiendo unos temas para el año. En este caso estamos trabajando aspectos que tienen que ver con lo rural, esto para todo el año 2017; esta exposición en particular tiene que ver con la comida.” Explicó el Director.

La Galería inició en 1985, en el 2005 tomó el nombre de Galería de Arte Contemporáneo Paul Bardwell. Desde hace más de 25 años ha sido un espacio para el desarrollo y práctica del arte en Medellín con impacto local, nacional e internacional. Realiza más de 40 proyectos al año en los cuales involucra a jóvenes, niños y niñas, entidades culturales y académicas, a través del arte como herramienta para el desarrollo social.

Los artistas pueden proponer ideas para los temas pero este trabajo pasa mucho por la dirección de galerías, se cuenta con artistas internacionales, Nacionales y de la ciudad, la idea es contar con artistas de diferentes proveniencias.

Esta exposición estará abierta al público hasta el 2 de Septiembre.

Alejandro nos reveló “el formato de este laboratorio contó con una escuela de campo que nos ayudó a generar un poco el contexto general de todo el trabajo, a partir de siembra viva, que es la escuela de campo. Seis talleristas, los cuales son artistas locales, que vienen de diferentes academias, se encargaron de proponer unos talleres para desarrollar en las diferentes instituciones educativas con los Jóvenes de los colegios.”

Lo que busca con más fuerza este laboratorio es un poco resaltar la importancia de la tierra en nuestra realidad, la importancia del campo, entender de dónde vienen en realidad los alimentos que estamos consumiendo día a día. Cómo son cultivados, cuántos químicos tienen, de qué manera son sembrados y fertilizados; el laboratorio pudo explorar bastante estos temas encontrándose con cosas como por ejemplo, el de las manzanas que comemos acá que pudieran ser cultivadas y producidas en Colombia, en una tierra muy fértil pero que en realidad vienen de Chile. Son empresas grandes que se encargan de acelerar el proceso de crecimiento de las frutas lo que les quita mucho del contenido nutricional.

Otro aspecto histórico interesante es cómo han llegado ingredientes a este territorio. Al consumir un pizza, Napolitana que es de tomate, albaca y pastas, entonces es saber que la pasta viene de la china, la albaca de Medio Oriente, el tomate de América, lo cual nos dice que tuvieron que pasar muchos comercios, al igual que bastante intercambio entre culturas, para poder tener la comida que comúnmente tenemos en nuestra mesa a cada momento.

Por Diego Alejandro Restrepo Urquijo

Se realizó la exposición colectiva internacional que analiza las múltiples relaciones entre la sexualidad y la oscuridad, dentro del mundo neoliberal de iluminación.

Carolina Chacón, curadora del Museo de Antioquia y Co-curadora de “89 Noches”, nos manifiesta: “Descolonizando la sexualidad y la oscuridad. El trabajo curatorial lo hicimos en conjunto con una curadora independiente holandesa que se llama Stephanie Noach. Entre las dos decidimos traer al museo esta exposición colectiva internacional de artistas contemporáneos, que están trabajando en torno a estos temas de sexualidad y oscuridad”.

Esta exposición, particularmente, busca la conexión con el espacio público y los habitantes del centro de la ciudad. Lo que pretende evidenciar es que esa idea asociada a cosas negativas es una herencia de los procesos coloniales que tuvimos en nuestro contexto particularmente Latinoamericano.

La curadora comenta: “La luz para la modernidad europea fue un asunto equivalente a la razón, a la verdad, a lo divino, por tanto siempre se asoció la oscuridad a todo lo que no encajara en ese proyecto de modernidad  de progreso y desarrollo”.

Los mejores ejemplos son las ciudades, la industrialización, la invención de la luz a gas en el siglo XIX, posteriormente la invención de la luz eléctrica y como las ciudades empiezan  a progresar en la medida que aumentan sus niveles de luz.

Esto fue un proyecto claramente de la modernidad europea occidental que posteriormente llega a América y que hoy en día se puede ver en ciudades neoliberales hiper iluminadas  que cada vez tratan de aniquilar la oscuridad en el espacio citadino.

Chacón  explica: “La oscuridad asociada a los colores de la piel. Las pieles no blancas, o sea las pieles amarillas, negras, las pieles mestizas en nuestro caso fueron asociadas a un asunto de inferioridad. Ahí, se dio la intención de la idea de raza. Desde allí,  se asocia que esas pieles no blancas están conectadas también a la animalidad, a la barbarie, a lo no civilizado. Ahí empieza la invención del racismo.”

A partir de esas ideas comienzan a trabajar para la exposición, pero asociando todo a la sexualidad preguntándose: ¿Qué pasa cuando esos temas se cruzan en nuestros cuerpos latinoamericanos? ¿Qué pasa con los temas de sexualidad en los cuerpos negros?

Carolina  revela: “Lo que hacemos es desarrollar en la exposición varias líneas de trabajo que tienen que ver con esa idea de sexualidad asociada a la oscuridad. Es decir, los estereotipos, los proyectados sobre los cuerpos negros por ejemplo, que en el imaginario común y popular están asociados a ideas de hiper sexualidad, que los hombres negros son súper poderosos sexualmente o son violadores en potencia. Que normalmente esos cuerpos negros no están asociados a una idea de la razón. Normalmente dentro de los  imaginarios del racismos está muy instalada la idea de que la población afro descendiente es buena para los deportes, para cocinar, para bailar y para el sexo y ya. Históricamente no ha habido cabida, sino hasta hace muy recientemente, para que los cuerpos negros tengan un equivalente en derechos a la par de los cuerpos mestizos o blancos.”

 La oscuridad ha sido desde la historia además estigmatizada, siempre asociada a la maldad, la violencia, la barbarie, la ignorancia, siempre hacia un asunto negativo.

Los proyectos de los artistas que se encuentran en la exposición están aludiendo también a temas como la historia de la humanidad, el papel de las mujeres, la idea de que siempre con esos imaginarios duales que solo existe blanco o negro, incorporando lo uno a lo bueno y lo otro a lo malo. También sucede con el masculino y el femenino, históricamente. Por eso también encontramos la obra de una artista holandesa en la exposición que busca rescatar la imagen de un montón de mujeres que han sido omitidas en la historia.

Por Diego Restrepo Urquijo

La Cámara de Comercio de Medellín para Antioquia, con el apoyo del Museo de Antioquia, invita cada año a artistas emergentes o con mediana trayectoria a presentar sus proyectos a la convocatoria nuevos talentos en el Arte.

Según nos cuenta Carolina Chacón curadora adjunta del Museo de Antioquia: “Esto es una oportunidad para que los artistas que están estudiando o acaban de graduarse, presenten sus proyectos bajo una metodología que busca que los proyectos que se presenten tengan cada vez más profesionalismo”.

El 18 de julio fue la primera exposición de finalistas, los cuales fueron escogidos de un banco de proyectos de aproximadamente cien propuestas. Esta elección la realiza la curadora jefe del Museo de Antioquia y otros dos curadores externos invitados, con los cuales se inicia un proceso de encuentro con cada artista. “Esto es algo un poco innovador para las convocatorias de arte, ya que los artistas tienen  la posibilidad de defender su proyecto, lo cual permite que haya retroalimentación de parte de los jurados”, dice la curadora en mención.

El equipo de curaduría del museo, en una primera instancia se fija en aspectos técnicos, en la presentación del proyecto como tal. Posteriormente viene el encuentro con los curadores, lo cual es muy importante, ya que ellos les hacen recomendaciones, quede o no. La apuesta es que a lo largo de los años sea una estrategia pedagógica para todos los artistas que se presentan en la convocatoria.

En esta selección contamos con pintura, video arte, instalaciones, entre otras manifestaciones del arte.

El trabajo de Juan Diego Alzate se enfoca en una búsqueda y comprensión del –sí mismo- donde recurre a su propia línea vital e histórica. “Mis obras están basadas en unos retratos de mi familia. Esto está ligado a la forma en que pinto, no me interesa solo llegar a la reproducción de un retrato, estoy buscando  cómo hago para exaltar su energía interior, la fuerza, el claro oscuro, la situación en la que está el cuerpo, la conexión con el temperamento por eso trabajo con gente cercana, que toca mi corazón porque, claro, hay una relación. De ahí, surge el deseo para trabajar”, afirma Alzate.

Laura Vallejo Velásquez cursa noveno semestre de artes plástica en la Universidad Nacional. Su obra está relacionada con la pérdida y el peso que esto genera por lo que su trilogía de videos aborda desde diferentes posturas, las experiencias de duelo, la presencia - ausencia, entre otras emociones que desencadenan las creencias y prácticas atávicas de nuestra cultura, respecto a la muerte.

Su trabajo recopila una seria de relatos que trastocan lo íntimo durante el tránsito de sanar y resignificar lo vivido. Es el reflejo de lo que una experiencia dramática puede deshilar.

Laura  dice: “Mi propuesta se llama hijos de hilos deshilándose, nace de una experiencia personal acerca de la pérdida de dos hermanos. Hablo de la pérdida del duelo. Me conecto  con la gente que pierde algo. Indago sobre la presencia-ausencia, el duelo, el vacío que se forma a través de esa experiencia”.

Andrés Felipe Restrepo habla sobre la violencia, la que nos ha quitado a nuestros padres, hermanos, abuelos etc. A partir de eso las memorias son construidas por lo que nos es contado de ese ser ausente. La metamorfosis en un cambio, el cambio entre el padre y el hijo. Pero hay cambios que nunca podremos percibir, tan solo queda la sombra de un personaje pasado, sus historias y los recuerdos borrosos.

“No Hablo solo de la violencia de que lo mataron. En la obra habita una señora que a los 9 años la vendieron como esclava. Este es otro tipo de violencia. Son cosas que pensamos que aquí no pasan, pero que el proceso de investigación, que lleva más de 15 años,  sobre la problemática armada en Colombia, ha arrojado. Uno se  encuentra con el niño miliciano, gente desplazada. Mi obra es en torno a la violencia y al conflicto”,  asevera Restrepo.

Por Diego Restrepo Urquijo

5.jpg7.jpg2.jpg4.jpg6.jpg1.jpg8.jpg