Escrito por: Natalia Muñoz Osorio - Sociologa

Entre los meses de marzo y abril, líderes y lideresas de la Comuna, compartieron un espacio de formación que tenía como objetivo continuar el proceso de preparación para asumir el funcionamiento del observatorio…

Desde hace más de tres años, quienes le han apostado durante mucho tiempo a la planeación participativa del desarrollo local en la Comuna, tenían la expectativa de llevar a otro nivel los procesos técnicos de la gestión del desarrollo local y la inquietud o necesidad de analizar las transformaciones alcanzadas por las intervenciones en el territorio a través de proyectos de desarrollo, para poder mejorarlas y ajustarlas a la realidad.

En este trasegar, tuvieron la oportunidad de proponer la construcción de una herramienta que aportara insumos estratégicos sobre la implementación del Plan de Desarrollo Local y que permitiera orientar la toma de decisiones y las acciones e intervenciones que de ahí se generan. Es así como en el año 2016, con la participación de diversos actores de la Comuna, se logró formular el Observatorio de seguimiento y evaluación a la gestión del desarrollo local.

En la construcción del Observatorio como herramienta, pero también como espacio de formación, se han llevado a cabo distintos procesos pedagógicos que han tenido como objetivo, fortalecer las capacidades de líderes y lideresas para que puedan emprender procesos de seguimiento y evaluación a las intervenciones del plan de desarrollo que así lo requieran. Estos procesos formativos han tenido como apuesta formativa la articulación entre la teoría y la práctica, con lo cual se ha logrado que quienes participan, vayan adquiriendo conocimientos sobre el seguimiento y la evaluación de proyectos y de manera simultánea vayan desarrollando ejercicios de utilidad para la comprensión de las dinámicas del territorio, relacionadas con el desarrollo local.

 observatorio evaluacion y seguimiento comuna10 2

La experiencia pedagógica vivida en estos primeros meses del año, ha sido especialmente significativa debido al compromiso de quienes participaron del seminario de seguimiento y evaluación, desarrollado en el marco del proceso de fortalecimiento de la participación para la gestión del desarrollo local, y desde el cual se logró avanzar en la apropiación de herramientas y técnicas de investigación y de seguimiento a proyectos que son indispensables para los ejercicios que desarrollará el Observatorio.

En este sentido, se propuso para el trabajo práctico, una experiencia de seguimiento y evaluación de dos proyectos del PDL, el proyecto de fortalecimiento a organizaciones sociales y el proyecto Camino a la educación superior, proyectos sobre los cuales se tenían inquietudes acerca de su ejecución y que requerían una mirada de contexto y analítica para determinar si la intervención ha sido apropiada en los dos últimos años.

Por tratarse de un proceso pedagógico, se dio prioridad al manejo de las herramientas más que a la ejecución misma de los proyectos, sin embargo, los espacios de reflexión y análisis sobre la implementación de las metodologías y los hallazgos en materia de información, permitieron abordar los temas generales de ambos proyectos, formular preguntas de partida para la indagación, determinar cuáles técnicas de recolección de información eran las más adecuadas, preparar y realizar entrevistas, diligenciar la matriz de seguimiento y evaluación de los proyectos del PDL y construir de manera colectiva algunas premisas sobre los avances en cuanto a los resultados alcanzados con los proyectos en mención.

Es de resaltar, que si bien este ejercicio de seguimiento no concluyó debido a los tiempos estipulados para el seminario, si permitió que las personas que se comprometieron con su desarrollo, tuvieran una mirada más amplia sobre el territorio desde las líneas de seguridad política y seguridad educativa del Plan. Además se abrió un espacio importante de reflexión colectiva alrededor de las dinámicas de la participación y la importancia de seguir impulsando el trabajo del Observatorio de cara a los retos que tiene la comuna en materia de planeación y gestión del desarrollo.

Lo que sigue para el proceso y para quienes quieren continuar apostándole al Plan de desarrollo local, será asumir con compromiso los desafíos que implica transformar la realidad del territorio como se plantea en el objetivo principal del Observatorio, es decir, poner en marcha su estructura, dar continuidad al plan de trabajo y promover reflexiones y debates argumentados sobre lo que se requiere en torno a las intervenciones que realiza el gobierno local en coherencia con las dinámicas propias de la comuna 10 la Candelaria.

observatorio-evaluacion-y-seguimiento-comuna10-2.jpegobservatorio-evaluacion-y-seguimiento-comuna10-7.jpegobservatorio-evaluacion-y-seguimiento-comuna10-4.jpegobservatorio-evaluacion-y-seguimiento-comuna10-6.jpegobservatorio-evaluacion-y-seguimiento-comuna10-5.jpegobservatorio-evaluacion-y-seguimiento-comuna10-3.jpegobservatorio-evaluacion-y-seguimiento-comuna10-1.jpeg

 

Producido por: Adriana Diosa Colorado (Socióloga), Revista: Tertulia de la memoria y el ancestro, Corporación Cultural para el desarrollo Arlequín y los Juglares.

Este evento académico y comunitario se llevó a cabo el pasado 8 de febrero en el Auditorio de La Plaza La Libertad con la participación de más de 120 líderes y lideresas de la comuna 10 – La Candelaria y otras comunas de la ciudad, en el marco del Proyecto para el fortalecimiento de los escenarios participativos para la gestión del desarrollo local de la Comuna 10, realizado por Alcaldía de Medellín Secretaria de Participación Ciudadana y la Fundación Universitaria Esumer.

El seminario contó, con la participación de los ponentes: Fernando Valencia (abogado) y Alejandro Pimiento (Sociólogo), ambos de la Universidad de Antioquia, quienes abordaron la temática de la Participación Local desde perspectivas diferentes que permitieron a los participantes tener una mirada amplia del contexto territorial en el que se dinamiza la vida de la comuna y la participación ciudadana en esa construcción colectiva.

seminario febrero 2019 1Partieron del reconocimiento de la participación ciudadana como un derecho tutelable y una conquista conseguida a través de diversas luchas. Es una forma de relación entre el ciudadano y el estado que se ejerce mediante practicas concretas. No es una idea o un imaginario. Las normas regulan lo que existe, pero tiene que aumentar la participación para que no desaparezcan las garantías y los derechos.

La participación ciudadana es un proceso no estático, es colectivo. Cada individuo es portador de intenciones e intereses, pero dicha participación tiene que ser incidente como proceso colectivo.

Menos del 5% de la población participa realmente, aunque en las diferentes encuestas citadas por el sociólogo Alejandro Pimiento, el 50% de la gente responde afirmativamente a la pregunta ¿Le gustaría participar? Las encuestas de participación ciudadana no dan una medición real, pero la respuesta a la pregunta es lo que queda plasmado en los planes de desarrollo, con el subsiguiente problema.

Nuestro nivel de participación en la ciudad es medio bajo, pero en la comuna 10 es bajo y se explica por la disminución de la vocación residencial en este sector. Por eso no hay una incidencia masiva.

Como aspecto a resaltar: las diferentes mediciones reconocen una alta presencia femenina en los espacios de participación. De cada 4 personas 3 son mujeres, pero esto no es proporcional a los niveles de dirección y decisión que siguen estando en manos de los hombres.

RETOS

  • Aprovechar los altos niveles de participación de las personas adultas mayores que aunque, en su mayoría, no tienen una gran preparación académica, poseen un saber acumulado, una experiencia en los territorios, el conocimiento y la memoria colectiva.
  • Valorar la juventud con formación y con manejo de las nuevas tecnologías que debe participar equitativamente y en dialogo constante con otros grupos generacionales. 
  • Lograr avances en la participación femenina promoviendo y poniendo su capacidad en las instancias de dirección y decisión. 
  • Fortalecer la formación ciudadana para cualificar la participación y superar la motivación centrada en aspectos superfluos como los refrigerios o la simple ocupación del tiempo libre. 
  • Promover que el programa de participación ciudadana sea asumido y direccionado con menos tecnicismo y más calidad política, sin caer en la politiquería. 
  • La democracia en Colombia es representativa y participativa. Hay cosas que se deciden en las instancias de representación, con y por las personas que hemos elegido para ello, el reto es entenderlo y respetarlo. 
  • Validar en la participación el precepto democrático de que las decisiones se toman por mayoría, pero sin desconocer a las minorías. 
  • Masificar la participación ciudadana para aumentar el impacto en la incidencia. La participación individual es inofensiva porque “una golondrina sola no hace verano” hay que volverla trabajo colectivo, para llevar a los políticos a una construcción participativa de la política. 
  • Hay que volver a los liderazgos fuertes y colectivos para que los líderes y lideresas no sean tan vulnerables en su labor de representación. 
  • Tenemos que sacarnos de la cabeza que la participación llega solo hasta que alguien logra la construcción del muro o del baño o del proyectico tal… para pensar en clave de barrio, de ciudad, de país, de mundo…somos colectivo. 
  • Eliminar vicios que existen en los liderazgos y en la participación como el nepotismo (solo trabajar con y para familiares) y otras expresiones de corrupción reproducidas. 

La participación del público en el seminario, además de valorar el encuentro como un espacio de formación y cualificación, plantea otros retos y sugerencias:

 

  • “La planeación no puede hacerse desde las oficinas de los funcionarios y las funcionarias”.
  • “No podemos dejar que nos dividan en los espacios de participación”.
  • “Que se reconozca y legitime nuestro trabajo de líderes y lideresas”.
  • “Que respeten la libertad de expresión y de prensa”.

 

seminario febrero 2019 3Finalmente, el doctor Fernando Valencia hace un llamado a los participantes en el sentido de tomar la participación como algo grato y bonito. Igualmente nos insta a que hagamos uso de recursos jurídicos en la participación como: Derecho de petición, Tutela, Acción de nulidad, Acción de cumplimiento, mecanismos de exigibilidad en lo político y en lo público que ayudan a superar la corrupción.

“El poder del conocimiento es una estrategia de participación ciudadana porque el saber legitima”

 

 

VOX POP

Francisco Javier Betancur, Funcionario Publico:

“La participación ciudadana es la premisa para que una persona se convierta en ciudadana, incida en el desarrollo de su territorio, se sienta una persona viva y aprenda a convivir con los otros en la transformación de su territorio, de su familia y de la sociedad”

Luis Guillermo Peña (Líder comuna 10):

“Considero que donde no hay participación no hay democracia. Todos los ciudadanos debemos conocer los mecanismos para acceder a esta participación; la mayoría no los conocemos por eso considero importantes estos seminarios para que la gente se ilustre y cada participación individual o colectiva ejerza una verdadera incidencia en los territorios donde actuamos, siempre con miras a mejorar la calidad de vida de nuestros territorios, pueblos y comunidades”

Lisbeth Janet Chavarriaga (Lideresa comuna 10):

“Debemos formarnos para tener una participación ciudadana y que otros no decidan por nosotros. La participación con conciencia, libertad y autonomía. y organizarnos para que los planes de desarrollo sean para el beneficio de todos y todas y no para algunos sectores o personas…tenemos que tener una mentalidad de ciudad donde todos y todas contemos”

Ramiro Arboleda (Habitante comuna 10):

“Es importante la participación ciudadana porque nos empoderamos de nuestro territorio. La participación es importante porque nos enteramos de la problemática del territorio y la damos a conocer también”

Amparo peña (Mujer comuna 13):

“Es importante porque estamos llevando a nuestras comunidades ciertas informaciones que no les son accequibles fácilmente; ellas confían mucho en lo que nosotros les estamos expresando e instruyendo de alguna manera para que puedan tomar decisiones”

Ana Corrales (Lideresa Comuna 13):

“Es la voz de quienes no tienen voz; y por ello estamos en los lugares que creemos estratégicos para ser escuchados y también para escuchar, pero la participación es la manera como el pueblo se hace visible ante las entidades estatales”

Víctor Zuluaga (Joven Comuna 10):

“El tema de la participación juega mucho en estos aspectos, creo que la fortaleza de una ciudadanía y un pueblo es la participación, si no lo hacemos no tenemos derecho a reclamar que nos tengan en cuenta y que no nos violenten. Si participamos y lo hacemos oportunamente y adecuadamente como se debe, tenemos todo el derecho de reclamar porque estamos participando ciudadanamente ante el estado. Es algo que hay que promover y se requiere mucho en el país y en la ciudad.”

Producido por: Escuela de Cine Gonzalo Mejía

Mención Especial de Relato La 10, Concurso de Relatos Comunitarios de la Comuna 10 - La Candelaria - CATEGORÍA INFANTIL

Clic para ver más del proyecto

El proyecto para el Fortalecimiento al Sistema de Comunicación Pública para la participación y la movilización ciudadana de la Comuna 10, ejecutado por la Facultad de Comunicaciones de la Universidad de Antioquia, con recursos de Presupuesto Participativo, logró impactar a 11 barrios de La Candelaria y más de 400 personas, a través de un trabajo conjunto entre medios de comunicación comunitarios, Juntas de Acción Comunal, JAL, organizaciones sociales y culturales, que permitió la co-creación de un plan de fortalecimiento y una estrategia de comunicación pública.

 

 


Conoce otras publicaciones realizadas en el marco de este proyecto:#Comuna10Participa

banner alcaldia PAGINA WEB

Producido por: Escuela de Cine Gonzalo Mejía

Ganadora de Relato La 10, Concurso de Relatos Comunitarios de la Comuna 10 - La Candelaria CATEGORÍA ADULTOS

Clic para ver más del proyecto

El proyecto para el Fortalecimiento al Sistema de Comunicación Pública para la participación y la movilización ciudadana de la Comuna 10, ejecutado por la Facultad de Comunicaciones de la Universidad de Antioquia, con recursos de Presupuesto Participativo, logró impactar a 11 barrios de La Candelaria y más de 400 personas, a través de un trabajo conjunto entre medios de comunicación comunitarios, Juntas de Acción Comunal, JAL, organizaciones sociales y culturales, que permitió la co-creación de un plan de fortalecimiento y una estrategia de comunicación pública.

 


Conoce otras publicaciones realizadas en el marco de este proyecto:#Comuna10Participa

banner alcaldia PAGINA WEB

Producido por: Escuela de Cine Gonzalo Mejía

Ganador de Relato La 10, Concurso de Relatos Comunitarios de la Comuna 10 - La Candelaria CATEGORÍA JUVENIL

Clic para ver más del proyecto

El proyecto para el Fortalecimiento al Sistema de Comunicación Pública para la participación y la movilización ciudadana de la Comuna 10, ejecutado por la Facultad de Comunicaciones de la Universidad de Antioquia, con recursos de Presupuesto Participativo, logró impactar a 11 barrios de La Candelaria y más de 400 personas, a través de un trabajo conjunto entre medios de comunicación comunitarios, Juntas de Acción Comunal, JAL, organizaciones sociales y culturales, que permitió la co-creación de un plan de fortalecimiento y una estrategia de comunicación pública.

 

 

 


Conoce otras publicaciones realizadas en el marco de este proyecto:#Comuna10Participa

 

banner alcaldia PAGINA WEB

 

Producido por: Escuela de Cine Gonzalo Mejía

Ganador a la categoría Adulto Mayor. Relato la 10, concurso de relatos comunitarios de la Comuna 10 - La Candelaria

Clic para ver más del proyecto

El proyecto para el Fortalecimiento al Sistema de Comunicación Pública para la participación y la movilización ciudadana de la Comuna 10, ejecutado por la Facultad de Comunicaciones de la Universidad de Antioquia, con recursos de Presupuesto Participativo, logró impactar a 11 barrios de La Candelaria y más de 400 personas, a través de un trabajo conjunto entre medios de comunicación comunitarios, Juntas de Acción Comunal, JAL, organizaciones sociales y culturales, que permitió la co-creación de un plan de fortalecimiento y una estrategia de comunicación pública.

 

 


Conoce otras publicaciones realizadas en el marco de este proyecto:#Comuna10Participa

 

banner alcaldia PAGINA WEB

Publicado por: Periódico Centrópolis (Ver artículo)

A este salón, dispuesto con elementos como hilos, agujas y rastros de algunas piezas a medio hacer, empiezan a llegar distintos tipos de personas: hay estudiantes, profesionales, algún fotógrafo, señoras que cargan una que otra herramienta de costura. Una considerable proporción del salón, con cerca de 30 sillas en total, son hombres. Ninguno parece haber tejido nada en su vida, son chicos más bien universitarios. 

En una esquina del aula, antes de empezar la sesión de Tejiendo Historias, que todos los jueves se realiza en el Claustro Comfama en el centro de Medellín, están las Guerreras del Centro: Gladys, la otra Gladys, Jaqueline, Mary Luz, María Delia, María del Carmen, Adela, Johanna, Gloria, Rosalba y Luz Mery. Lo que las une es su oficio, eso que vivieron en calles marginadas del centro de Medellín como La Veracruz o el Raudal. 

Entonces, comienza la sesión, donde además de enseñar a tejer, enfundadas en sus tacones y con una actitud arrolladora de conferencistas consagradas, dan curso a lo que parece hechizar a todos los asistentes: esas historias personales que las han acompañado toda la vida y que ahora revelan al mundo.

Quienes las escuchan ríen, preguntan, se asombran. Ellas, adueñadas del pequeño escenario en el que se convierte ese salón del Claustro, lanzan frases al azar que producen aún más asombro entre quienes atentos las escuchan: “Lo más duro para mí era cobrar”, “la prostitución es compleja, es un fenómeno social”, “un beso hay que darlo con emoción, yo no beso a mis clientes”, “a veces uno no tiene la arrechera encima”, “la sociedad no le merca a uno”, “yo tuve un trabajo de esos que todos consideran normal, lo perdí por acoso laboral”, “luego de que mi esposo muriera, con nada más que estudios hasta octavo de bachillerato y sin ninguna posibilidad de trabajo formal, pude sacar a mis hijos adelante con esto”.

Todas tienen una historia de redención para contar. Adela asegura que fue el baile lo que la salvó de las drogas y el alcohol. Jaqueline enseñó a las demás guerreras a tejer, un oficio que heredó de su madre. En la actualidad, está estudiando estética y barbería. María tiene dos hermanas y una hija, ninguna sabe que también es actriz. Luz Mery es una líder nata, la política siempre le ha interesado. Johanna, por su parte, tiene como meta estudiar artes plásticas en la Universidad de Antioquia. María es soñadora, a ella le encanta pensar que deja un novio en cada esquina.  

Aseguran que no es una vida fácil, sin embargo, y a diferencia de lo que vivían antes de las Guerreras del Centro, ahora tienen otras alternativas: el arte como manifiesto femenino, es una de ellas.  

El performance: Nadie sabe quién soy yo

Desde el programa “Residencias Cundinamarca” del Museo de Antioquia, la artista Nadia Granados, antioqueña que reside en

México, propuso un performance tipo cabaret, donde a partir de varios fragmentos -audiovisuales y teatrales- ocho mujeres podían partir del arte vivo para dimensionar lo que significa haber o estar ejerciendo el trabajo sexual por 20 o 30 años. La conversación que proponen se torna profunda a medida que el público va notando que la sociedad se ha encargado de enmudecerlas. Ahora que tienen uno o muchos escenarios a su disposición, hablan claro y alto. Y siguen generando conversaciones pertinentes frente al que se conoce como “el oficio más antiguo del mundo”.

“La idea contempla dos objetivos, por un lado, analizar críticamente los servicios sexuales y los imaginarios tradicionales en torno a la prostitución; por el otro, generar piezas de performance que sean ejecutadas en espacios públicos, privados o en un teatro, a cambio de una transacción económica”, se indica desde el sitio web de las Guerreras. 

Con la obra de teatro han rotado por distintos escenarios y festivales del centro. Se han presentado en el teatro El Trueque, en el Festival San Ignacio Teatro y Música, en el Pequeño Teatro, en la Fiesta de la Diversidad y siguen sumando fechas, porque además de su oficio habitual, ahora también se dedican al arte.

Entre ellas, hay pluralidad de opiniones. Mientras que Luz Mery comenta que para ella la prostitución es la cosificación de la mujer; Jaqueline, con profundo respeto por su compañera, expresa que para ella sí es un oficio. Ya no lo ejerce con la misma regularidad de hace 25 años, cuando empezó a dedicarse al trabajo sexual, pero sí lo considera como tal. Entre el grupo el respeto por la opinión diferente parece ser la norma, no hay la menor exaltación cuando se trata de discutir temas que podrían ser álgidos para cualquiera pero que para ellas resultan ser conversaciones que se dan de forma natural. 

La Corporación, lo que está detrás 

Melissa Toro es una diseñadora de modas con una sensibilidad profunda por las causas sociales. Ella, luego de presenciar el cabaret, decidió hacer algo más: consiguió que las Guerreras además del performance empezaran a tejer de manera catártica, cómo no, pero también como una alternativa que les generará ingresos económicos. Así surgió la Corporación Guerreras del Centro, que está por cumplir su primer año de constituida legalmente y que cuenta con un equipo humano de profesionales, los cuales con el trabajo voluntario han logrado la expansión y visibilización del colectivo.   

Una directora, una coordinadora de alianzas, dos comunicadoras sociales, una publicista, un fotógrafo, una abogada y una auxiliar jurídica también son parte de las Guerreras del centro. La diseñadora, junto a Tatiana Cano, María Isabel Mesa, Paulina Arango, Margarita Restrepo, Giulio Cirri, Doreyna Góez y Carolina Sánchez se encargan de que las cosas pasen. Gestionan, planean lo que viene, se la juegan en un trabajo voluntario porque creen en el potencial de la corporación. Han aprendido sobre la marcha que incluso la educación financiera es una herramienta poderosísima para estas mujeres. Y así lo han hecho. Les enseñan, aprenden de ellas y las guían, pero también las dejan ser y hacer. Se trata de una correlación inherente al crecimiento del proyecto. 

Juntas, las Guerreras del centro y el equipo de la corporación, se siguen pensando el futuro del colectivo, participan en programas de emprendimiento, forman parte de procesos de innovación social y siguen creando esta historia de unas mujeres que ahora sí son escuchadas con atención. 


Conoce otras publicaciones realizadas en el marco de este proyecto:#Comuna10Participa

banner alcaldia PAGINA WEB

Facebook