En la línea de cultura del Plan de Plan de Desarrollo Local de la Comuna 10 se desarrolla un componente de comunicaciones con el que se proponen proyectos de producción documental y fortalecimiento del sistema de comunicaciones.

Dentro de este componente se han ejecutado desde el año 2012 con recursos públicos de Presupuesto Participativo, el fortalecimiento de la Plataforma de Comunicaciones, un proceso de trabajo en red de medios de comunicación comunitaria y procesos de comunicación que desde diferentes formatos hacen difusión de contenido relacionado con la comuna 10 La Candelaria.

Luis Guillermo Peña, delegado del sector de Comunicaciones nos cuenta en video cómo se ha fortalecido la plataforma de comunicaciones.

Una de las fuentes de financiación que tiene el Plan de Desarrollo Local de la Comuna 10 es a través del Programa de Planeación Local y Presupuesto Participativo - PlyPp.

En los últimos años, funcionaba la comisión de cultura, deportes y comunicaciones; la cual era conformada por delegados de organizaciones y de los distintos barrios de la comuna. En diferentes sesiones se escuchaba el diagnóstico que la Alcaldía presentaba en los tres temas que concierne a la Línea y luego desde los proyectos del PLD se priorizaban algunos proyectos para ser ejecutados en el año siguiente.

Ahora, debido a los cambios que ha sufrido el programa, la priorización de proyectos se hace mediante el voto popular y se conforma por la misma vía del voto un consejo comunal con representación de delegados de varios sectores.

El Actual consejo comunal cuenta con delegados de Cultura, Comunicaciones y Deportes.

Ana Cecilia Hernández, delegada del sector de Cultura nos cuenta en video qué proyectos se han priorizado y ejecutado en los últimos años pertenecientes a la Línea Cultual.

Medellín es una de las ciudades donde la expresión artística y cultural desde la organización social tiene gran aceptación, cuenta con propuestas organizadas que ofrecen al público una agenda cultural de manera periódica y de alta calidad.

Y de la ciudad, la comuna 10 La Candelaria recibe la mayor oferta en este tipo de alternativas, quizá por ser el centro de la ciudad que facilita la asistencia desde los distintos sectores de Medellín.

Sin embargo, uno de los problemas que la Línea de Seguridad Cultural busca resolver es la participación de las y los habitantes de la comuna en esos espacios artísticos y culturales.

En la Encuesta de Calidad de Vida 2013, uno de los instrumentos con los que se construyó el Plan en el año 2014, muestra que menos del 10% de los habitantes de la comuna 10 participan en actividades de música, danza, teatro y pintura.

“Esta situación es inquietante, pues se espera que una sociedad, una comunidad relativamente avanzada, invierta parte de su tiempo libre y de sus recursos a actividades de este carácter, puesto que están demostrados los beneficios tanto directos como indirectos derivados de estas.” (PDL C10, Página 123).

Diapositiva3.JPGDiapositiva1.JPGDiapositiva2.JPGDiapositiva4.JPG

En otras palabras, la línea de cultura del Plan de Desarrollo Local de la Comuna 10 La Candelaria de Medellín, busca desde el arte y la cultura generar proyectos que impacten en la vida cotidiana de la comuna y la ciudad, favoreciendo la convivencia y el desarrollo humano.

El Plan de Desarrollo Local de la Comuna 10 La Candelaria “El Ser es nuestro centro”, tiene una vigencia hasta el año 2022.

Su enfoque de desarrollo es la Seguridad Humana, “la cual se refiere a la seguridad de las personas en sus vidas cotidianas, que se alcanza no mediante la defensa militar de las fronteras de un país, sino con la consecución del desarrollo humano, es decir, garantizando la capacidad de cada cual para ganarse la vida, satisfacer sus necesidades básicas, valerse por sí mismo y participar en la comunidad de forma libre y segura”. (PDL C10, página 54)

Las propuestas planteadas en el Plan de Desarrollo Local se formulan mediante ideas de proyectos, los cuales se agrupan en Programas y luego en Componentes para juntos conformar una Línea de Seguridad.

En total son 8 líneas con las cuales se planea el desarrollo de la comuna 10 de Medellín.

La Línea de Seguridad Cultural, Deportes, Recreación y Comunicaciones aporta al Plan:

- 4 Componentes

- 8 Programas

- 27 ideas de proyectos, algunos de ellos avanzados hasta el nivel de formulación con identificación de presupuesto y alternativas de viabilidad.

Esta línea en su conjunto, aporta al Plan de Desarrollo alternativas para que la comunidad sea partícipe en la construcción del imaginario social desde el arte, la cultura, el deporte y la recreación.

A su vez que son alternativas de aprovechamiento del tiempo libre, de estar presentes en espacios comunitarios convocados abiertamente para un disfrute propositivo, afín de recibir en ese compartir colectivo insumos de construcción personal que en última instancia logran que el desarrollo humano del que habla el Plan de Desarrollo Local se vea reflejado en la vida de cada persona.

Hasta el 12 de mayo estará habilitada la plataforma para votaciones virtuales de proyectos de PlyPp.

Clic para ir a votar en línea--> www.registroenlinea.com.co

banner


El Programa de Planeación Local y Presupuesto Participativo - PlyPp - cumple con un avance en su proceso de participación ciudadana en la comuna 10 La Candelaria.

Después de haber sido suspendido el proceso en el 2017 por parte del Comité Gestor del Plan de Desarrollo Local de la Comuna 10 -PDL C10- y la Junta Administradora Local -JAL C10-, dadas las dudas que presentaba el proceso de participación, el 6 de mayo de 2018 se retoma el proceso y se realiza la votación de proyectos del Plan de Desarrollo Local de la Comuna 10, con participación de 1.852 personas mayores de 14 años.

comunicaciones2Esta votación brinda un orden de prioridad asignado por la comunidad, definiendo cuáles de los 18 proyectos del PDL podrán ser ejecutados en el presente año con recursos de PP. Aunque la comunidad organizada de la comuna 10 esperaba que cada línea del PLD y sus proyectos priorizados tuvieran la garantía de contar con un recurso mínimo para su ejecición, la metodología implementada por la Alcadía de Medellín dice que cada proyecto recibe un número de votos y los primeros de ellos se ejecutarán con los recursos asignados a la comuna; es decir, cada proyecto tiene un valor de ejecución proyectado y se ejecutarán en orden de votación hasta llegar al techo presupuestal, de algo más de 8 mil millones de pesos.

Ver en Facebook--> Proyectos a votación 

Después de la jornada de votación presencial, se habilita la votación en línea del 7 al 12 de mayo de 2018. Para tener en cuentas lo siguinete:

  • Pueden votar mayores de 14 años.
  • Quién ya voto de manera presencial NO podrán votar en línea.
  • Para que sea válido el voto se debe asignar orden a TODOS los proyectos.
  • Después de ingresar los datos personales, llegará un código al Celular o correo electrónico que debe ingresar para continuar.
  • Al finalizar, se debe confirmar que la votación quedó realizada de manera adecuada.

Votaciones_PP_-_Bombona.jpgVotaciones_PP_-_Minorista.jpgVotaciones_PP_-_Minorista-2.jpgVotaciones_PP_-_Chagualo.jpgVotaciones_PP_-_Boston.jpgVotaciones_PP_-_Jesus_Nazareno.jpgVotaciones_PP_-_Boston-2.jpg

Rasgos y memorias

May 25, 2018

Nuestra capacidad de recordar algo, de sentirlo o aprobarlo, aunque no en todas las ocasiones sea lo más evidente, es bastante trivial a la hora de valorar una obra de arte. Incluso, la emoción que se llega a sentir ante ella podría describirse como la intensa antelación de un recuerdo futuro. ¿Qué es lo que se recuerda? Un contraste fuerte, un estilo intenso, una textura nueva o antigua, ese placer poderoso, alguna herida o algún odio, un aroma, una contrariedad no del todo asimilable, un rasgo súbito, una personalidad bien o mal definida, o quizá sea más exacto decir: acordes inesperados y mixtas de todo lo anterior.

Por su parte, las ideas, los criterios y los conceptos –que son apenas ideas de foco restringido– tienen un poder de reputación claro más allá de los contextos artísticos. Estos en últimas tratan de componentes y materias decisivas para la vida de las personas, así a veces el discurso que los contiene no esté unido en apariencia a la praxis. Para citar un ejemplo, los filósofos de la Ilustración se pasaron la vida usando ideas y conceptos con el fin de decirnos cómo se puede vivir en sociedad sin recurrir a las guerras tribales y a las prácticas absolutistas.

Se bifurca de todo esto un ambiente problemático para el arte contemporáneo: Nombrar una obra de arte por los conceptos unidos a ella es de lo más difícil. Los conceptos, abstractos por definición, entran en una lucha por liberarse del contexto específico en el que nacieron, de modo que cuando alguien intenta ligarlos a ese contexto pierden claridad y se debilitan. No están hechos para sobrevivir en un ambiente tan fugaz y eternamente transitorio.

CasaMuseoPedroNelGomez01 opPor eso no nos debería sorprender que los conceptos ejercieran un papel muy subordinado en el arte plástico. Pero entonces llegó un humorista genial, Pedro Nel Gómez, y les abrió la puerta, para luego dedicar el resto de su vida a la arquitectura. ¿Cambiaron los conceptos de naturaleza sólo porque él logró hacerlos funcionar temporalmen­te en contra de su naturaleza? Para nada. La obra de Pedro Nel pronto se volvió un gran lingote de obras urbanísticas y frescos de la República, y detrás entró la gran industria de los intelectuales del arte, que decidieron acaparar los puestos y los presupuestos disponibles. Dado el golpe de Estado a la poco conceptual tradición artística de la época, los curadores coronaron Los Murales del Olvido, el Concepto, y se dedicaron a la vida poltrona, observando todo lo que el Maestro traería para enseñarnos desde Europa, que personalmente pienso, Pedro que Gran Hombre.

Pero hay algo muy crucial en los Artistas del día de hoy, y nada de ello sería tan grave si este arte del concepto por el concepto no tuviera una vocación. ¿Cuántas personas saben que es una verdadera obra? ¿O si sabrían valorarla? Si caminan las calles de nuestro centro que es el ala del Patrimonio Artístico sin entender si quiera lo que se ve, como podrían describir la magna estructura del Hotel Nutibara si están desperdigados en el modernismo, ¿O quién habita tras un rasgo fuerte y definido? pero si los autores de las obras fueran desconocidos, el juicio crítico sería mucho más libre y objetivo; no estaría vinculado por cautelas ni estaría condicionado por las opiniones precedentes y si sabemos que tal página o tal obra es de un genio, nos vemos forzados a atribuirles significados que en realidad no tienen, y esto vale no solamente para los genios, sino para cualquier nombre que goce de cierta notoriedad, el anonimato podría poner fin, a esos desvaríos vanidosos que se desencadenan entre los artistas y los escritores, y que se reflejan en mezquindades, pequeñeces y rivalidades muy a menudo más indecorosas, en el plano humano, que las que envenenan las relaciones entre otros gremios y categorías; que asfixia lo que no se le parece, y si no fuera porque muchos de los que no somos cortesanos nos aburrimos, y en realidad salimos y nos dejamos llevar por la calle Girardot, la Avenida Oriental o la Playa, con un dejo de sorpresa en la mirada, con deseos y ansias nuevas, así llegamos a las paredes, esculturas y demás ornamentos de la urbanidad mezclados entre edificios nuevos y el patrimonio, nos llegamos a sorprender, alegrar, nos llenamos de momentos mientras nuestra capacidad de recordar nos va enseñando a habitar entre las obras de esta grandiosa ciudad.

Por: Verónica Vergara González. DAMN NORMA.

Caminando por la carrera Girardot no muy lejos de La Playa nos encontramos el Parque del Periodista, uno de esos sitios que genera sentimientos encontrados, controversia y tabú, ya que es en sí mismo una zona de tolerancia, donde se gesta la reunión de masivos géneros, y no existe discriminación de grupos étnicos, sexuales, musicales o edad, donde no importa si usas corbata o unos zapatos rotos, en donde ni la hora ni el clima se oponen a sentarse en una de sus bancas a pasar el rato, animarse a tomar un tinto en el Guanábano o hasta en la acera a la vista de los murales del Donchi y Anselmo a compartir con algún amigo o desconocido del lugar con ese sabor propio.

Hasta aquí llegué a ponerme a gusto, entre los punks y los raperos, entre ese constante y diverso sonido saliendo de bares, parlantes, y tambores, porque aquí también se hace música y de todos los gustos y decidí indagar en la vida de uno de todos estos visitantes y tuve la oportunidad de hacerle unas preguntas en torno a toda esta masiva de diversas melodías que generan la armonía de este parque a Carlos Moya que andaba por ahí parchado con su guitarra.

DAMN Hola MOYA ¿cómo te va?

MOYA “Aquí en el periodista llegando después de una jornada bien musical, bien desde mis procesos internos desde que puedo disponer con mi tiempo, pero para nadie es secreto lo difícil que es ser artista en esta sociedad y en este contexto, es muy difícil, igual hay momentos duros, momentos bajos, pero siempre valdrá la pena, los que ya decidimos este camino yo creo que aquí nos quedamos.”

DAMN ¿Cómo te desempeñas?, ¿cuál es tu género?

MOYA Bueno yo soy profesor de música y vengo de familia tanguera, mi papá es cantante de tango, me dedico al tango, al bolero, al folclor latinoamericano, al son cubano, a la música tradicional colombiana y más que todo como a lo latino específicamente, la música popular.

DAMN ¿De la lucha como Músico que me puedes compartir?

MOYA Creo que ningún género lucha con ninguno, creo que igual se ha configurado esta sociedad con muchos géneros populares que son expresiones pero que también están permeados de un ambiente musical muy degradado, por ejemplo la mercantilización del arte, entonces cada vez el arte es más masivo, esta producido para las masas y con menos calidad y con menos duración, es decir hay artistas que duran medio año y ya nadie más los vuelve a conocer en cambio los artistas de la música cuando se hacía con el corazón sin pensar en lo económico era otra cosa, eran artistas que perduran y que podemos seguir hablando de ellos, hablamos de gente como Héctor Lavoe o uno de tantos grandes que seguirán siendo los grandes entre los grandes, así pasen los tiempos y difícilmente ahora vuelve a salir uno igual.

DAMN ¿Cómo ves todas estas tribus que se parchan en el parque del periodista y su historia?

2 DSC01117MOYA “Bueno a mí me parece que esto nació en la medida en la que el Parque del Periodista ha sido una zona de tolerancia histórica para fumar marihuana y hay una gran tendencia entre los artistas a disfrutar de los espacios con otra armonía con otra energía y aunque esto queda en pleno centro y está muy congestionado, creo que eso ha sido una de las razones por las cuales se llega aquí, y todos los artistas llegamos después de las presentaciones, sea cual sea el género, entonces aquí nos reunimos folcloristas, tangueros, punkeros, metaleros y todos convivimos y compartimos el resto de la noche después de haber hecho nuestros quehaceres artísticos, entonces creo que por eso el periodista ha sido un espacio de encuentro y de tantos géneros diversos, creo que eso en cierta medida nos ha separado, tantos géneros musicales tiende a dividirnos , me parece que hay una estrategia detrás de las tribus urbanas como en el afán de dividir y de generar también disputas innecesarias entre nosotros; por ejemplo: que si eres punkero entonces no puedes hablar con los skinhead y si eres rockero o metalero pues cómo vas a oír salsa o cumbia o cómo vas a cantar folklor entonces se han generado un montón de tribus urbanas donde también se han hecho muchas fronteras y a la vez también han generado mucha división, entonces acá en el periodista pues creo que se ha tratado de romper esa situación, de una u otra manera de la forma en que compartimos y convivimos muchas personas”

DAMN ¿Para dónde va todo esto?

MOYA Hace rato a Antioquia, especialmente Medellín, predomina el hecho de que lo lleve la corriente, digo se los lleve porque yo personalmente estudio la música desde lo raizal y he conocido el folklor de nuestra región, el bambuco, la guabina, el pasillo y todas esas cosas que han hecho históricamente la identidad antioqueña; hoy día Antioquia no tiene una identidad, lo que tiene es una tribu urbana en cada casa donde oyen un género diferente y por ende hay un montón de división. Yo siento que la cosa va mal, a los artistas por un lado se les están cerrando cada vez más las puertas y las oportunidades por el mercado musical que es muy tendencioso obliga a que todo el mundo esté de la mano del pop o de la música electrónica y el reggaetón para que se vendan las cosas, entonces esto va muy grave en la medida en que los artistas no tenemos garantías, no tenemos ningunas preferencias desde el estado, por ser patrimonio inmaterial de la nación , si no tenemos ni un seguro de desempleo ni nada, entonces cuando el artista triunfa en medio de la miseria en medio de la marginalidad, sí sale el Estado a llenarse la boca diciendo que es un digno representante de la nación, lo mismo que pasa como con los deportistas que no tienen apoyo pero cuando se ganan la medalla sí sale el presidente a tomarse la foto, esto va muy mal.

--

Bueno esta es la opinión de uno de los visitantes de este parche, que entre sonidos y mezcladas formas de vivir de nuestra cultura, piensa y aporta sus ideas en los caminos de la música que vive día a día.

Por Verónica Vergara González DAMN NORMA

El arte callejero

May 25, 2018

Si uno quisiera una buena demostración de lo bueno que podría llegar a ser el Arte, ningún lugar puede ser mejor que el Centro de la Ciudad, que constantemente se reinventa y anuncia la presencia de una gran masa de novedades, eventos, exposiciones, casi todas ellas testimonio vívido de la medida en que el visitante conozca y el dueño del lugar tenga o no tenga la menor idea de lo que exhibe.

La obra Callejera es supremamente fuerte, todos estos tags siempre mostrando su cara agresiva o tierna, en ocasiones hasta despiadada, pero no se libra a la fácil simulación emocional que es del gusto institucional del publicista, ni del cinismo mimado o al sensacionalismo simplista que está por todas partes en la Colección de Muros sin nombre del centro de Medellín….

¿Qué importancia podría tener atribuirles a aquellas manos creadoras un nombre perdido? Los niños, cuando alguien les lee un libro, casi nunca piensan que detrás de esa historia que los atrapa haya un autor; la oyen y se apropian de ella como si la historia se hiciera sola y como si el espíritu del cuento fuera un viento que trae cosas, sonidos y palabras recogidos por la calle.

Los artistas modernos, en especial los vanguardistas, se entregaron a la imposible tarea de empaparse de modernidad renunciando, al mismo tiempo, a la sociedad de su época. Todos ellos rechazaron la tradición y buscaron nuevos horizontes morales. Esto fue lo que los hizo modernos. Odiaron el estilo de vida occidental, sus academias, su capitalismo, su burguesía y la monótona rutina que desecaba el espíritu y sumía en la apatía.

En estas calles, el transeúnte se enfrenta a obras que, al ilustrar con transparencia la nadería, la estulticia y el menosprecio por el talento y el sentido común, se convierten en las peores enemigas de la corriente que representan. Sin entrar en causticas que no tienen nada que ver con las obras sobre las que se discute, sin generalizar a partir de las excepciones afortunadas y sin acudir al auxilio de Foucault y Deleuze para refutar lo que salta a la vista; hemos sentido alguna vez en una galería de arte contemporáneo: el sinsabor de que cualquiera podría hacer "eso", el fastidio ante la retórica que pretende darle peso al vacío, y el deseo de tomar una escoba y un par de bolsas negras para completar una obra inconclusa. 

Tal vez, a la hora de la verdad, el hombre es apenas un marchante del montón, no demasiado brillante, que ni tiene ni se ha ganado el derecho a imponer un gusto en el territorio del modernismo tardío. Su ejercicio de mitificación ha sido apenas una carrera en un callejón sin salida.

Por Verónica Vergara González DAMN NORMA