Génesis de un motociclista

Escrito por  Dic 14, 2016

Por Alejandro Martínez Ferraro

Hacer un paralelo entre los carros y las motos, comparar sus cualidades y defectos como  medio de transporte en Medellín, para muchos, se quedarían en el debate, porque ambos tienen sus pro y sus contras. Para Anderson Arenas de 34 años, la decisión es unánime a favor de la motocicleta, ya que desde los 14 años utiliza este vehículo como medio de transporte.

En su juventud, la época en la que la Yamaha R-115 estaba en su máximo furor, la que los “pillos” tenían en la cima del top 5 de  preferencia a la moto más robada y, al igual, la moto más utilizada para cometer dicho delito. Sin embargo, esas pequeñas estadísticas no opacaban el sueño de “tener la moto del momento”.

“Al pasar el tiempo en la ciudad de Medellín, la movilidad se ha dificultado, por la demanda excesiva de motocicletas. Pero se ha contado con la fortuna dentro de lo normal, tener una muy buena experiencia, ya que ha sido mi medio de transporte, para mi trabajo, mi universidad y mi tiempo de ocio”, afirma Anderson con un jugueteo nervioso con las llaves y el llavero de Atlético Nacional.

Afortunadamente para él, no ha sufrido ningún accidente comprometedor, sólo caídas y sustos que no se olvidarán. “En todo este tiempo, sólo he tenido dos accidentes, por llamarlos así, no de una gravedad como  para desplazarme en ambulancia ni nada de eso. Pero han sido lesiones leves. Hoy en día, con la fortuna de poderme transportar en la motocicleta, hago un llamado para crear nuevas garantías para los motociclistas, tanto en espacio como en cultura que nos lleve a ser unos mejores conductores”.

Los efectos secundarios que afectan el tiempo para compartir en familia o el descanso del día a día de los conductores, debido a la caótica movilidad de la ciudad son: tener que salir con más anticipación a las diferentes actividades programadas,  pero, a su vez, ayuda con la fluidez, teniendo en cuenta que se evita el tráfico de la hora pico. Por lo anterior, Anderson dice que “las vías de Medellín no son las más acondicionadas para mezclar los tres tipos de transportes que existen en la ciudad: los motocicletas, el servicio público y los particulares. Entonces se ve muy afectada la movilidad, lo que hoy en día contribuye a que los tacos tengan consecuencias más grandes”.

“En cuanto al Transporte Público, es un tema cultural ya que son personas que no nos quieren a los motociclistas. Son muy pocos los que son respetuosos con nosotros y siempre quieren llevar las de ganar e imponer su vehículo contra la integridad de nuestras vidas y la motocicleta. Culturalmente, se tiene que tratar este tema para que se pueda respetar. Además, crear la forma para que pueda existir una movilidad más óptima en la ciudad”, opinión de un motociclista afectado por la mala calidad de algunos conductores del Transporte Público.

A la pregunta: ¿cómo contribuye para mejorar la movilidad en la ciudad? Anderson responde: “Respetando las normas de tránsito y utilizando el carril para motociclistas”.

¿Cómo le gustaría que fuera la movilidad en el Centro de Medellín? “Me gustaría que el Centro fuera totalmente peatonal, así la movilidad se vería con mayor fluidez”.

DSC082041.jpgDSC082011.jpgDSC082021.jpg

.: Publicidad :.

Facebook